Público
Público

Medvédev casi iguala a Putin en los sondeos tras la destitución del alcalde de Moscú

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, casi iguala por primera vez en confianza popular al primer ministro y ex jefe del Kremlin, Vladímir Putin, según se desprende del último sondeo realizado por el Centro Levada de estudios sociológicos, publicado hoy por el diario de negocios "Védomosti".

La encuesta, realizada entre el 22 y el 25 de este mes entre 1.600 personas, sitúa en un 76 por ciento el nivel de confianza en Medvédev, frente al 77 por ciento de Putin.

No confían en el presidente el 22 por ciento de los encuestados frente al 20 por ciento que no lo hacen en el primer ministro.

La diferencia entre ambos líderes se recorta gracias al aumento de la popularidad del jefe del Kremlin, que en septiembre se situaba en el 73 por ciento, frente al 77 por ciento del jefe del Gobierno.

Esta brecha era aún mayor el año pasado, cuando Putin aventajaba a Medvédev en entre un 5 y un 6 por ciento.

También recortan distancias en lo que a intención de voto se refiere: el 24 por ciento votaría por Putin si se celebraran ahora comicios presidenciales, frente al 21 por ciento, que lo haría por el actual jefe del Estado.

Hasta este momento la diferencia entre ambos en este aspecto era de entre el 9 y el 11 por ciento.

Es evidente que Medvédev ha dado pretextos informativos que dan respuesta a las exigencias de la población, apunta Alexéi Grazhdankin, subdirector del Centro Levada.

Entre los mismos, el sociólogo cita la reciente destitución por decreto presidencial del que fuera alcalde de Moscú desde 1992, Yuri Luzhkov, aplaudida por los rusos.

El Kremlin, que había mantenido varios encontronazos con el alcalde en los últimos meses, dejó entrever que había dado a Luzhkov la posibilidad de que éste dimitiera voluntariamente tras concederle una semana de vacaciones, pero éste se negó, aduciendo que no había perdido la confianza de los moscovitas.

Los grupos opositores que no están representados en el Parlamento recibieron la destitución del Luzhkov como una muestra de que Medvédev ha comenzado a dejar de actuar bajo la férula de Putin, considerado por muchos el hombre fuerte de Rusia.

Grazhdankin destaca también la reforma de la Policía, así como la lucha contra la corrupción, que los rusos asocian más con Medvédev que con Putin.

A la pregunta de qué presidente necesita el país, el 51 por ciento responde que un líder capaz de dirigir con mano dura el trabajo de los órganos del poder, frente al 39 que afirma que prefieren un líder capaz de colaborar con todos las organizaciones sociales y fuerzas políticas, incluida la oposición.

El subdirector del Centro Levada subraya que "en tiempos de paz", cuando no hay atentados que conmocionan a la sociedad ni conflictos armados, la población valora más las cualidades atribuidas a Medvédev, mientras que en situaciones extremas, los rusos prefieren las que asocian con Putin.

En este sentido, Grazhdankin señala que el actual periodo puede calificarse de "tiempo de paz".