Público
Público

Medvédev pide a Occidente "pragmatismo" y evitar la confrontación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, instó hoy a Occidente a acoger con "pragmatismo" su decisión de reconocer la independencia de las dos regiones separatistas georgianas y no entrar en confrontación con Rusia, que "no teme" otra Guerra Fría.

"Todo está en manos de Occidente. Si parte de unas posiciones pragmáticas, todo estará en orden", dijo el jefe del Kremlin en una entrevista con la cadena estadounidense de televisión CNN, cuyo texto fue difundido por las agencias rusas.

Tras anunciar en su primer mensaje televisivo a la nación desde que llegara al Kremlin en mayo que Rusia reconoce la independencia de Abjasia y Osetia del Sur, el líder ruso se dirigió al auditorio extranjero para justificar ese paso, en sendas entrevistas a CNN y al canal de televisión en inglés Russia Today.

Medvédev dijo que su decisión de dar al traste con la integridad territorial de Georgia "no es un desafío" a Occidente, sino fruto de una "postura sopesada", y un "paso forzado" tras el último conflicto militar entre Tiflis y la separatista Osetia del Sur.

El Ejército ruso entró en Georgia el pasado día 8 para proteger de las tropas georgianas a los "ciudadanos rusos" de Osetia del Sur, a cuyos habitantes, al igual que a los de Abjasia, Rusia había concedido su ciudadanía, pese a las protestas de Tiflis.

Según Medvédev, el presidente georgiano, Mijaíl Saakasjvili, "acabó con las esperanzas de volver a unir a los osetas, abjasos y georgianos en un solo Estado", y el paso de Moscú sirve para "evitar la ulterior escalada del conflicto y el derramamiento de sangre".

Ante la reacción negativa de Occidente por ese paso, el jefe del Kremlin afirmó que Rusia "no quiere complicaciones" y "no necesita la Guerra Fría, ni una nueva edición de la misma", sino "relaciones constructivas con los socios occidentales, incluido Estados Unidos".

"Lo principal es que nuestros colegas estadounidenses sean pragmáticos y defiendan los intereses del pueblo norteamericano, y no esquemas ideológicos artificiales", indicó.

En entrevista con Russia Today, Medvédev afirmó que Moscú no teme una nueva Guerra Fría con Occidente, al que sugirió escoger entre la cooperación y la confrontación con Rusia.

"No tenemos miedo a nada, ni siquiera a la perspectiva de una Guerra Fría, aunque no la queremos", dijo el líder ruso.

Agregó: "En esta situación todo depende de la postura de nuestros socios de la comunidad mundial. Si quieren mantener buenas relaciones con Rusia, comprenderán los móviles de nuestra decisión".

"Pero si optan por la confrontación, pues bien, hemos vivido distintas situaciones, también viviremos esta", manifestó.

Al justificar su decisión de hoy, Medvédev citó la independencia autoproclamada de Kosovo, aceptada por muchos países de Occidente pese a las protestas de Serbia y de Rusia, que había advertido de que ese precedente "abrirá la caja de Pandora".

"Nos decían que Kosovo era un caso especial, pero cada caso es especial por su naturaleza. Kosovo, Osetia del Sur, Abjasia: todas tienen una situación especial", recalcó.

En declaraciones a CNN, Medvédev dijo que "cada pueblo tiene el derecho a la autodeterminación, según la Carta de la ONU y el Acta de Helsinki", y que Abjasia y Osetia del Sur tenían más derecho a ello que Kosovo, en opinión de Moscú.

"Cualquier otro Estado está en su derecho de reconocer la independencia de esos entes territoriales, guste o no a los demás", señaló.

Medvédev negó que Rusia aplique una política de doble rasero, pues "cada Estado decide por su cuenta si debe o no reconocer a tal o cual pueblo como sujeto del derecho internacional".

El presidente ruso recordó que también Moscú está preocupada por el plan de EEUU de desplegar en Europa del Este su polémico escudo antimisiles, pero no rompe el diálogo con Washington, y destacó el papel de Rusia en el arreglo del problema de Irán.

"Tenemos divergencias, pero no son fatales, y si no creamos de ellas un problema y no hinchamos una nueva Guerra Fría, no pasará nada", manifestó.

El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, declaró a su vez que eventuales intentos de Occidente de imponer sanciones a Rusia no surtirán resultados.

"Las sanciones como método se han desacreditado totalmente en la política internacional. Nadie jamás ha conseguido sus objetivos políticos mediante las sanciones", dijo el ministro de Exteriores, según la agencia Interfax.