Público
Público

Medvédev pide un sistema financiero más justo y la reforma del FMI y del BM

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, considera que la cumbre del G20 en Londres debería aprobar la formación de un sistema financiero global más justo y una reforma de la gestión del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM).

En una entrevista que emitirá el domingo la televisión y que adelantan hoy las agencias rusas, Medvédev cree necesario además crear mecanismos de control de la política macroeconómica de potencias como EEUU, país al que responsabilizó de la crisis mundial.

"Rusia propone crear un sistema financiero internacional más justo, y en principio, con ello están de acuerdo todos los estados", dijo el jefe del Kremlin.

Según Medvédev, los líderes de las veinte mayores economías del mundo que se darán cita en Londres el 2 de abril deben "formular las tesis básicas y concordar las posturas" para que los expertos elaboren "toda una serie de nuevos convenios internacionales".

"Espero que logremos ponernos de acuerdo, en caso contrario chocaremos con estos problemas cada decenio o cada lustro, si no cada año", dijo sobre la crisis financiera global, cuyo impacto en Rusia resulta especialmente doloroso.

Agregó que otro asunto clave para Rusia en la cumbre será la necesidad de reformar la labor de las instituciones financieras internacionales, como el FMI y el BM, para conseguir de ellas una actitud "más justa" hacia las economías emergentes como Rusia.

"La crisis ha demostrado que su gestión no es nada ideal (...) Por tanto, debemos ordenarla y hacerla más justa con los estados que acaban de entrar en la categoría de las economías en desarrollo más importantes, como Rusia y otros países", indicó.

Todas estas medidas apuntan a "formar una arquitectura financiera moderna, que corresponda al siglo XXI y no reproduzca la arquitectura de la posguerra", dijo.

"Otro tema importante -añadió- es el control de los indicadores macroeconómicos de aquellos países que influyen en la situación financiera mundial, para que los problemas que surgen en un estado no repercutan en otros, creando un gravísimo efecto de reacción en cadena".

Sin nombrar a Estados Unidos, Medvédev criticó la actitud de aquellos que "emitieron enormes cantidades de créditos hipotecarios" provocando así una crisis que "golpeó a toda la economía mundial".

"Por ello, debemos disponer de mecanismos que permitan, por un lado, influir de alguna forma en las decisiones de nuestros socios y, por el otro, defendernos de consecuencias como las presenciamos ahora", manifestó el presidente ruso.