Público
Público

Medvédev y Putin asisten a la liturgia divina por el patriarca Alexis II

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, y el primer ministro, Vladímir Putin, asisten a la liturgia divina que se celebra hoy en la Catedral de Cristo Salvador de Moscú, donde está la capilla ardiente del patriarca ortodoxo, Alexis II.

El mayor mérito de Alexis II fue "haber logrado el renacimiento de la Iglesia Ortodoxa Rusa", dijo el metropolita Kiril de Smolensk y Kaliningrado, elegido lugarteniente del Patriarcado, al dirigirse a los gobernantes y religiosos asistentes a la ceremonia.

Afirmó que "lo que quedará en la historia es que el Santo Padre encabezó en su día una Iglesia debilitada por décadas de represiones, incapaz de revelar todo su potencial espiritual para dirigir su palabra a todo el pueblo, y dejó tras de sí una Iglesia renovada".

"Ya no somos una Iglesia débil, porque estamos con nuestro pueblo, porque lo espiritual se impuso a lo material y porque millones de personas entendieron que sin Dios y sin su verdad no hay verdad humana", manifestó el metropolita.

Kiril, considerado el favorito para suceder al difunto patriarca, recordó los "graves desafíos históricos" que sobrevivió el país con la caída del comunismo, la desintegración de la URSS y la transición al capitalismo.

Asimismo, destacó el mérito de Alexis II por haber preservado la unidad de la Iglesia Rusa y conseguido su reunificación en mayo de 2007 con la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Exterior, la rama extranjera creada en el exilio tras la revolución bolchevique de 1917.

Tras concluir el servicio religioso, el féretro con los restos del patriarca será llevado a hombros en torno al templo mayor de la Iglesia rusa en una réplica de las procesiones de la cruz que él tantas veces había conducido en vida.

Posteriormente, los restos de Alexis II, fallecido el pasado viernes a los 79 años, serán trasladados a la Catedral de la Epifanía Yelojovski de Moscú, donde recibirán sepultura de acuerdo con su testamento.

En este catedral, donde Alexis II ejerció durante años su labor episcopal, descansan las reliquias de su patrón celestial San Alexis y también están enterrados dos de sus antecesores, los patriarcas Alexis I y Sergio Stragorodski.

El fallecido líder de los ortodoxos rusos, que sucedió al frente de la iglesia a Pímen I en junio de 1990, un año antes de la caída de la URSS, fue el primer patriarca ortodoxo elegido por voto secreto y no a dedo por los dirigentes soviéticos.

El miércoles, el Santo Sínodo se reunirá nuevamente para fijar la fecha en la que tendrá lugar el Concilio Local, que deberá elegir al decimosexto patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa.