Público
Público

Mehta considera que el Gobierno trata a los valencianos como "ciudadanos de segunda clase"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director de origen indio Zubin Mehta ha dicho hoy que, "como valenciano", no entiende el trato presupuestario diferente que recibe Valencia y su Palau de les Arts respecto al Liceo de Barcelona y el Teatro Real de Madrid, y ha añadido que "el Gobierno" trata a los valencianos "como ciudadanos de segunda clase".

Mehta ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa en Madrid, horas antes de recibir de manos de la Reina el VIII Premio Yehudi Menuhin a la Integración de las Artes y la Educación.

Este galardón lo otorga la Escuela Reina Sofía, cuya directora, Paloma O'Shea, ha agradecido "enormemente" la presencia en Madrid de Mehta, que anoche dirigió en Valencia, en el Festival del Mediterrani, "Salomé" y mañana estrenará allí "Carmen", y ha desvelado que a Doña Sofía le hacía "mucha ilusión" entregar al artista este galardón.

"Es un gran honor para mí porque Menuhin fue una parte muy importante de mi juventud. Mi padre trabajó con él en la India en 1951 y le tuve ocho largos días para mí en mi casa; toqué con él el concierto para dos violines de Bach y cuando empecé en Montreal y Los Ángeles fue uno de mis primeros solistas", ha rememorado.

"Me trataba como un hijo y aprendí con él en cada ensayo y además sé lo mucho que ayudó a doña Paloma a levantar su escuela, por eso digo que es de verdad un gran honor y no un cliché", ha agregado.

A Mehta le hace muy feliz su trabajo con el Palau de les Arts pero aprovecha una pregunta sobre el diferente impacto mediático de la música clásica y de un Mundial como el de Sudáfrica -"espero que España gane"- para asegurar que está en la rueda de prensa "como valenciano" y que como tal no entiende el diferente trato que recibe Valencia respecto a Barcelona y Madrid.

"No entiendo por qué el Palau recibe tan poco dinero público, un millón de euros, Barcelona (Liceo), 14 millones y Madrid (Real), 18 millones y, encima, nosotros tenemos un festival. Hay una relación estupenda con Madrid y Barcelona pero es que el Gobierno nos trata como ciudadanos de segunda clase", ha clamado.

Mehta cumplirá al año que viene 50 años en la música y espera, a sus 74 años, estar "otros 50" dedicado a ella porque es su "idioma" y su "espíritu", tan irrenunciable como los esfuerzos que hace con su fundación para formar a jóvenes músicos en Bombay.

"En la India hay mucho talento pero no hay una escuela como la Reina Sofía", ha señalado. Desde la Mehli Mehta Music Foundation, la fundación que promovió hace 6 años en Bombay y que se financia con el "reclamo" de los conciertos que dan allí sus "amigos", da la posibilidad de estudiar a 300 jóvenes violín y piano, de entre los que "a lo mejor -desea- saldrá una Alicia de la Rocha".

Mehta, que apuesta que la música clásica vivirá siempre -"Mozart existirá hasta que muera la última cucaracha"- mientras que lo que tiene éxito "viene y va", se deshace en elogios para la Orquestra de la Comunitat Valenciana, "una de las mejores de Europa", y afirma que es "un sueño" cómo tocaron ayer "Salomé".

Ha dado las gracias a su actual director, el francés Lorin Maazel (1930), por haber traído "a tan buenos músicos de todo el mundo y de España" y ha asegurado que quien le sustituirá a partir de la temporada 2011-2012, el israelí Omer Wellber, de 28 años, tiene "un enorme talento" y es "justo" apostar y "arriesgar" por los jóvenes.

"Anteayer le dejé dirigir la orquesta en Florencia y fue un gran éxito. Si cuando yo tenía 26 años, en 1962, la Filarmónica de Los Ángeles no hubiera confiado en mí yo no estaría aquí", ha admitido.

Mehta, que actuará el día 29 en el Auditorio Nacional con la Orquestra de la Comunitat Valenciana, asegura que de sus metas personales sólo le queda dirigir de Wagner "Parsifal", y que lo hará en 2014, con el Maggio Musicale Fiorentino.

Para cumplir su otro sueño "musical", dirigir a la Filarmónica de Israel en ciudades como Amman, El Cairo o Beirut, teme que, "tal y como están las cosas políticamente", habrá que esperar "mucho más".