Público
Público

El "mejor empleo del mundo" comienza hoy

El británico que ganó un concurso para ester seis meses cuidando una isla paradisíaca ha empezado su cometido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El británico Ben Southall, elegido para desempeñar el 'mejor empleo del mundo' -cuidar durante seis meses de una isla tropical de Australia- se puso hoy manos a la obra, según ha explicado él mismo a través de la televisión australiana.

'Tengo una agenda muy llena, volar a distintas partes de la Gran Barrera de Coral, explorarlas, escribir sobre ello e intentar venderlo a todo el mundo', ha manifestado a Channel Nine.

Southall, de 34 años, percibirá unos 111.000 dólares estadounidenses (unos 83.300 euros) por relajarse, escribir en una bitácora de Internet, disfrutar del clima tropical y nadar en las cristalinas aguas. El empleo incluye además una casa en la playa con tres dormitorios, piscina y un carrito de golf para recorrer la paradisíaca isla.

Southall fue elegido de entre cerca de 35.000 aspirantes que se presentaron al concurso organizado por el Departamento de Turismo del estado australiano de Queensland.

Para acogerse a la oferta de este empleo de ensueño, abierto a personas de cualquier nacionalidad, se requería saber nadar, bucear, tener don de gentes, hacer fotos y vídeos, y relatar en un blog las vivencias cotidianas durante el desempeño de la misión.

Lo que más echará de menos, ha explicado, será el asado de su madre: 'Nos sienta a todos como toda buena familia hace el domingo, y comemos un buen asado, es sólo una de las cosas que obviamente echaré de menos de mi rutina.'

El plan publicitario tenía como objetivo conseguir que en los medios de comunicación aparecieran los nombres de la isla de Hamilton, la Gran Barrera de Coral y las playas tropicales de Queensland, los grandes reclamos turísticos del estado.

La campaña generó unos 100 millones de dólares australianos (74 millones de dólares estadounidenses ó 55,6 millones de euros) en publicidad y llevó a la empresa creadora, australiana CumminsNitro Brisbane, a ganar el Gran Premio de Direct y el máximo galardón de Relaciones Públicas en Cannes 2009.