Público
Público

Mejora la confianza en la economía

Los consumidores elevan sus expectativas, tras cinco meses de descensos, gracias al petróleo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las cifras económicas no son matemáticas puras y, a veces (no muchas), sorprenden. Eso pasó ayer con el dato de confianza de los consumidores españoles que elabora el Instituto de Crédito Oficial (ICO). Tras cinco meses consecutivos de descensos, en agosto mejoraron de forma inesperada las expectativas de los ciudadanos, tanto para el conjunto de la economía como, sobre todo, para la suya en particular.

Con esa subida (5,1 puntos, hasta 51,4 puntos) no se mitiga ni mucho menos el desplome vivido en el último año, pero sí se refleja una confianza en la evolución de los próximos seis meses que da alas a la esperanza. La mejora hay que atribuírsela a la bajada del precio del petróleo, que ha provocado un positivo efecto dominó. Gracias a los 30 dólares que se ha abaratado desde sus máximos, los ciudadanos ya no esperan subidas de la inflación como las de los últimos meses ni tampoco de los tipos de interés, que son precisamente los elementos que más han castigado sus economías a través de la cesta de la compra y de las hipotecas. Ni siquiera el mayor pesimismo que muestran sobre el mercado laboral ha conseguido paliar el optimismo que el petróleo ha generado.

Futuro menos negro

Los consumidores han mejorado su visión sobre la situación actual (0,8 puntos) pero, sobre todo, han dado un salto espectacular en sus expectativas para los próximos meses (9,4 puntos). Y, tanto para el presente como para el futuro, tienen una percepción mucho más favorable de su propia economía que de la nacional. Esa situación se ha dado desde que se elabora este indicador (mediados de 2004). Pero la diferencia nunca había sido tan grande como ahora. Para el momento actual, existen 45 puntos de diferencia entre cómo ven al país (15,9 puntos) y cómo ven sus cuentas particulares (61,3 puntos). En sus previsiones sobre el próximo semestre, existen otros 34 puntos de distancia.

Pese a la mejoría de agosto, el ICO advierte de que los actuales datos de confianza anticipan que en los próximos trimestres se producirá una moderación del consumo privado y del ahorro.

 

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, valoró ayer que la confianza de los consumidores haya mejorado, porque “rompe la tendencia” de los últimos meses, pero también pidió prudencia a la hora de analizar este dato, informa Efe. Vegara señaló que “hay que ser prudentes” porque el indicador de un solo mes “no hace una serie”. Por eso, recomendó cautela y paciencia a la espera de que aparezcan los datos de los próximos meses. Según el presidente del ICO, Aurelio Martínez, lo lógico es que hasta final de año se produzcan descensos del indicador parejos a la desaceleración que se está produciendo de la economía nacional. No obstante, Martínez también dejó una vía de esperanza: si el precio del petróleo sigue bajando, la confianza de los consumidores podría experimentar un nuevo repunte. Todo dependerá de cuánto pesen los otros datos económicos negativos que previsiblemente seguirán conociéndose.