Público
Público

La mejora del empleo tardará de 12 a 24 meses después de la recuperación económica

El presidente del Banco Mundial alerta del riesgo del aumento del proteccionismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, cree que una vez que empiece la recuperación de la economía mundial habrá que esperar entre 12 y 24 meses más para observar una mejora del empleo.

Tras recordar que el mundo enfrenta la mayor crisis económica de los últimos 70 años, recalcó que el comercio ha sido uno de los sectores más golpeados por la contracción global de la economía.

Reveló que según las estimaciones de su institución, en sólo los últimos nueve meses las exportaciones de los países de Europa oriental han caído el 35%; las de Asia del este, el 25%; y las de América Latina, el 20%.

Zoellick participó hoy en la sesión inaugural de la segunda revisión del mecanismo de ayuda al comercio creado en 2005 por la Organización Mundial del Comercio (OMC), junto con los responsables de los principales organismos financieros del mundo.

En esta tribuna, Zoellick recordó que la integración económica internacional ha alcanzado niveles sin precedentes y se ha generado una suerte de cadena de producción mundial.

Mencionó como ejemplo que cada dólar que se exporta de Estados Unidos tiene más componentes importados que nunca antes.

Frente a esta evidencia, el responsable del Banco Mundial advirtió del riesgo del aumento del proteccionismo comercial, que en los últimos meses se ha concretado a través de medidas adoptadas por diversos gobiernos de países desarrollados y en desarrollo.

Zoellick comparó el nivel de proteccionismo actual con una 'fiebre todavía ligera', que 'no ha llegado a ser una gripe', pero sostuvo que la situación puede cambiar.

'El tren se puede salir de control si los países empiezan a contestar a las medidas de otros', dijo, en referencia al riesgo de que cada vez que un país instaure una nueva norma para proteger su mercado o a sus productores nacionales ello genere respuestas similares de otras naciones.

Recordó que las más grandes potencias comerciales, como Estados Unidos, la Unión Europea y China, ya han aplicado medidas proteccionistas de diverso tipo, aunque esa tendencia no se restringe únicamente a los estados.

Explicó que ciertos estados de EEUU aplican ahora normas discriminatorias contra otros, en áreas como las compras gubernamentales.

'Los líderes (políticos) deben reconocer que están jugando con fuego', sostuvo Zoellick.