Público
Público

Meliz no pudo emular a Joan Lino Martínez en longitud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Luis Felipe Meliz no pudo emular a otro atleta nacido en Cuba, Joan Lino Martínez, que en Atenas 2004, y en la misma prueba, dio a España una de las dos medallas en atletismo, la de bronce, y hubo de conformarse con el diploma asociado a su séptimo puesto con un mejor salto de 8,07 en la última ronda.

La final se le puso cuesta arriba al abrir con un nulo que le metió más presión para los saltos siguientes. En su segundo, sin embargo, el campeón de España, que había saltado este año 8,15, se alargó hasta los 8,02 metros, que le daban momentáneamente el cuarto puesto y le aseguraban, prácticamente, la mejora.

Dos nulos y un salto de 7,98 en el quinto turno dejaron a Meliz séptimo a falta de la ronda decisiva. Para aspirar al bronce había de saltar al menos 8,19, pero se quedó en 8.07.

Meliz ya había competido, con el equipo cubano, en la final olímpica de Sydney 2000, en la que obtuvo el séptimo puesto.

Josephine Onyia tampoco podrá emular a su amiga y también ex nigeriana Glory Alozie en la final de 100 metros vallas, tras quedar hoy eliminada en la penúltima ronda con un quinto puesto y una marca de 12.86. Sólo pasaban las cuatro primeras, sin posibilidad de repesca por tiempos. Onyia se quedó a cuatro centésimas.

Ocho años después de que Glory Alozie consiguiera la medalla de plata en los Juegos de Sydney, Onyia falló en su intento de seguir su senda en los Juegos de Pekín. El domingo, se había clasificado para las semifinales ganando la primera de las cinco series con un tiempo de 12.68.

Onyia ha ganado este año dos reuniones de la Liga de Oro, Berlín y Oslo, y en la primera de ellas estableció, el 1 de junio pasado, su actual récord de España (12.50).

Por el contrario, Jackson Quiñónez avanzó a la segunda ronda de 110 metros vallas con un tiempo de 13.41 que le dio el segundo puesto en la segunda serie.

Finalista en los Mundiales de Osaka 2007, Quiñónez partió algo lento pero progresó lo suficiente para convertir la carrera en un mano a mano con el estadounidense David Oliver, vencedor en 13.30 segundos. Los cuatro primeros de cada serie y ocho más por tiempos pasaban a la segunda ronda, que se disputará mañana, martes.

Ángel David Rodríguez, el atleta español más rápido de la historia (10.14), se clasificó por la mañana para la segunda ronda de 200 metros gracias a un tiempo de 20.87 que le dio el cuarto puesto en la serie cuatro y una de las ocho plazas de acceso en la repesca, y por la tarde se despidió de la prueba, como le había ocurrido en los 100, al terminar octavo con 20.96.

El velocista de Móstoles, que disputó también dos rondas de 100 metros, cerró su actuación en Pekín compartiendo carrera con dos grandes: el jamaicano Usain Bolt, nuevo campeón olímpico de 100 con nuevo récord del mundo (9.69) y ganador de la serie, y el estadounidense Shawn Crawford.

Berta Castells no pudo superar en Pekín la calificación de martillo, como ya le ocurrió en los Juegos de Atenas 2004, al quedarse en una marca de 62,44, la decimonovena del grupo B.