Publicado: 14.08.2009 08:00 |Actualizado: 14.08.2009 08:00

Memorias de Félix

Un proyecto reconstruirá la etapa africana de Rodríguez de la Fuente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El próximo año se cumple el trigésimo aniversario de la muerte del naturalista Félix Rodríguez de la Fuente en accidente de avioneta, cuando grababa imágenes en Alaska del Iditarod, la más importante carrera de perros de trineo del mundo. Con motivo de la ocasión, el naturalista y director de documentales Luis Miguel Domínguez prepara su personal homenaje.

A través del Club Marco Polo y con la participación de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente (FFRF), Domínguez emprenderá este otoño una aventura: revivir los viajes que su maestro y predecesor realizó en la década de 1970 al continente africano.

Siguiendo el modelo de los viajes de autor, el naturalista acompañará a una quincena de personas que se adentrarán en los extensos territorios todavía semivírgenes de Kenia y Tanzania. En octubre dará comienzo el primero de los tres viajes programados a territorio keniano. Domínguez ha iniciado los trámites con TVE para emitir una serie de documentales sobre estos viajes, rememorando La aventura de la vida, el programa radiofónico que contribuyó en gran medida a popularizar la figura de Félix.

Para este guía de lujo será como "volver a casa", ya que vivió durante una larga temporada en Tanzania. Y también será un regalo cargado de responsabilidad, por la confianza que la FFRF ha depositado en él para llevar a cabo tal empresa. "Vamos a disfrutar del camino, vamos a palpar la vida, palpar la tierra, mancharnos, sentir los olores y la humedad. Pensamos que es un viaje sensual, sensorial y naturalista, algo tan sencillo como que puedas salir de la tienda de campaña y ver la Luna", relató Domínguez en la presentación del proyecto.

La idea partió de la Fundación que lidera Odile, hija menor de Félix. ¿Objetivo principal? Conservar y difundir el legado del naturalista. "Utilizaremos para la documentación el material que Félix fue recogiendo a lo largo de sus diversos viajes a África: el banco de fotografías, las grabaciones en audio, una película trasladada de formato Súper 8 a digital y la serie de reportajes que fue escribiendo en la época para la revista Blanco y Negro", explica Fernanda Serrano, directora gerente de la FFRF. En total, diez días en territorios como Masai Mara, el monte Kenia, la cordillera de Aberdares (Nyandarua), el lago Nakuru o la reserva de Samburu.

El viaje revivirá también una de las actividades más desconocidas de la intensa vida del célebre naturalista: antes de convertirse en un personaje inmensamente popular por su labor mediática, Félix fue guía de la naturaleza en Uganda, Congo, Tanzania y Kenia. Acompañó a diversos grupos de viajeros a lo largo de varios años, dando a conocer las características de la salvaje naturaleza africana.

Durante aquellos safaris compartió campamento y conversación con otros célebres investigadores de la fauna africana, como el naturalista y fotógrafo Hugo van Lawick, que durante años vivió en una tienda de campaña en la sabana dedicado a la observación de los licaones o perros salvajes africanos.

Tanto van Lawick como su entonces mujer, la etóloga de los chimpancés y premio Príncipe de Asturias Jane Goodall, pertenecieron a una generación dorada de naturalistas en la que Félix ocupó un lugar de privilegio. Para muchos, y gracias al nuevo proyecto de Domínguez, será una sorpresa descubrir aquellas memorias africanas, una de las facetas menos conocidas de Félix.

Entrevista a Luis M. Domínguez, naturalista y divulgador

1. ¿Qué significó la figura de Félix para el Luis Miguel Domínguez adolescente?

Félix fue un faro en mitad de la tempestad de mi adolescencia. Él supo transmitirnos a mí y a millones de españoles la buena nueva: la naturaleza precisa urgentemente de nuestro cuidado y nuestro cariño. Todo a través del conocimiento y del compromiso. Hoy no concibo la labor de divulgación de los valores que nos unen a los ecologistas sin el estilo afinado, directo y riguroso de Félix.

2. ¿Por qué hacer un viaje de autor en la época del turismo de masas?

Creo sinceramente en los viajeros, y no tanto en los turistas. Este es un viaje para reencontrarse cada uno de los participantes con su mejor amigo; es decir, con ellos mismos. En él vamos a rendirle homenaje a un tiempo en el que la labor naturalista dio coherencia al discurso actual de la ecología.

3. ¿Qué estaría haciendo Félix ahora con 80 años?

Estaría al pie del cañón, encabezando el Consejo de Ancianos que a esta sociedad le hace falta. Era un hombre de acción, y estaría alumbrando el camino de los que toman decisiones. Le imagino enmendando la plana a nuestra desclasada clase política, por el bien de la naturaleza y de la gente.

4. ¿Volveremos a ver documentales en el prime time de la televisión?

Algunos directivos de las cadenas generalistas se han empeñado en convertir la tele en un puñetero electrodoméstico, pero la sociedad tiene claro que precisa de nuevos contenidos para disfrutarla en vez de soportarla. Los documentales bien hechos merecen un hueco en el prime time. Hay que hacer televisión bonita, sembrar esperanza desde la pantalla... ¡Esto no puede pasar de moda!