Público
Público

Méndez asegura que aumentará la conflictividad si se eleva la edad de jubilación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha advertido hoy de que aumentará la conflictividad y la crispación social si el Gobierno impone la edad de la jubilación a los 67 años, sobre todo cuando el sistema público de pensiones está "solvente y saneado".

Así lo ha indicado Méndez en una conferencia de prensa, antes de participar en una asamblea de delegados sindicales para explicar el plan de acción de la campaña "La movilización continúa", contra las políticas económicas del Gobierno, que incluye una manifestación en la capital aragonesa el día 18.

Respecto a la reforma del sistema de pensiones y el retraso de la edad de la jubilación, el dirigente de UGT ha sido muy crítico y ha considerado que no es el momento de llevar a cabo esta reforma, si se tiene en cuenta que el sistema está "solvente y saneado".

En su opinión, se está utilizando "como coartada" lo que pueda ocurrir dentro de 50 años y se están poniendo "excusas de mal pagador", por lo que Méndez ha hecho una "advertencia muy seria" al Gobierno: si impone la edad de jubilación en los 67 años "la conflictividad" y "la crispación" irán en aumento en el país y está en manos del Ejecutivo "remediarlo".

Méndez ha apostado por que el aumento de la edad de jubilación se base en la voluntariedad y en los incentivos, tal y como ocurre en la actualidad, lo que ha permitido que la edad media en la que los ciudadanos dejan de trabajar pase de los 62 años de media en el 2008 a 63 años y siete meses en el 2010.

Así, ha rechazado la "imposición" en este aspecto y también la posibilidad de que el Gobierno pretenda incrementar el sistema privado de pensiones, lo que "es poco riguroso", según Méndez, quien ha recordado que las políticas en materia de pensiones son nacionales, por lo que no se puede imponer nada desde Europa.

El líder de UGT ha insistido en que las medidas de ajuste de Zapatero son "un regalo" para las empresas y "un golpe muy duro" para los trabajadores, y ha puesto como ejemplo la eliminación de la prestación de los 426 euros a los parados que han agotado el subsidio por desempleo, lo que provocará que las personas sin protección se incrementen hasta los dos millones.

Por ello, ha considerado necesario "un cambio de rumbo" de las políticas económicas, sociales y laborales del Gobierno, que no han hecho sino "deteriorar" el estado de bienestar y "retrasar la deseada recuperación de la economía", además de "proteger a los responsables de la crisis" y "cargar" a los trabajadores con los costes de ésta.

Méndez ha remarcado que la reforma laboral del Gobierno ha sido un "fracaso", al incrementar el paro y la temporalidad, por lo que se debe apostar por otras medidas "más eficaces" que faciliten el acceso al empleo de los jóvenes y la estabilidad, ha dicho.

UGT apuesta por la creación de empleo y el crecimiento económico a través del Banco Europeo de Inversiones, que tiene el doble de capacidad que el Banco Mundial, la "única alternativa" si se pretende "atajar la especulación" y favorecer "una lucha contra la crisis más equilibrada".