Público
Público

Méndez y Toxo piden "desmontar" la reforma laboral

Rubalcaba asegura que será la primera ley que derogue su partido cuando regrese al Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, y el de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, han pedido al Gobierno 'desmontar' los efectos de reforma laboral al año de su entrada en vigor al considerar que ha fracasado en su cometido, y han reclamado políticas de reactivación económica y recursos para promover el empleo juvenil en España.

En rueda de prensa este lunes en la sede de CCOO en Barcelona, Méndez ha instado al Gobierno central y a la patronal a reconocer que la reforma laboral es 'un fracaso en términos sociales, laborales y económicos', en vista de que en 2012 se aceleró la destrucción de empleo. Toxo, por su parte, ha exigido que se desactive la reforma antes de que --según ha dicho-- las cosas sean irreversibles. Para Toxo, la reforma ha contribuido al 'desmontaje' del sistema de convenios colectivos y ha convertido los despidos --ahora más baratos y flexibles-- en una forma de ganar productividad, en lugar de mejorar la organización del trabajo en las empresas, por lo que ha emplazado al Gobierno a compatibilizar la reducción del déficit con el impulso de la actividad económica.

Los dirigentes sindicales han augurado un año con un aumento de la conflictividad en las relaciones laborales y de pérdida de puestos de trabajo si el Ejecutivo de Mariano Rajoy mantiene el rumbo de sus políticas económicas y laborales y si los bancos mantienen cerrado el crédito a las empresas.

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha publicado un comentario en Facebook, con motivo del primer aniversario de la entrada en vigor de la reforma laboral, en el que subraya que ésta será la primera ley que derogue su partido cuando regrese al Gobierno. En su post, Rubalcaba califica la reforma laboral como 'torpe e injusta' y hace hincapié en los números para apoyar esta afirmación: 'medio millón de parados más' desde su puesta en marcha, 850.000 empleos perdidos y dos millones de trabajadores que se han quedado 'fuera de convenio'.

'Éstos son los resultados en cifras, lo que se puede cuantificar. Sin embargo, la angustia de los despedidos, la incertidumbre de los que mantienen su empleo pero saben que pueden perderlo en cualquier momento o la desesperanza de los que piensan que ya nunca volverán a trabajar son otros efectos de la reforma del PP que nunca aparecerán en un informe económico', denuncia el dirigente socialista.

Por su parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha pedido 'dar tiempo' a la reforma laboral aprobada hace un año y se ha mostrado convencido de que será 'una ayuda importante' para la recuperación de la economía española. Guindos ha asegurado que si la reforma laboral hubiera estado en vigor ya en 2011 'se habría perdido aproximadamente la mitad del empleo privado' que se destruyó ese año, según muestran los estudios del ministerio de Economía.

'A la reforma laboral hay que darle tiempo, porque en estos momentos está influenciada por una situación en la cual ha habido un arrastre desde el punto de vista del impacto en el empleo', ha dicho Guindos a su llegada al Eurogrupo al ser preguntado por su balance del primer año de funcionamiento de la reforma.