Público
Público

Mengual, "contenta" con la actuación de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La nadadora española Gemma Mengual afirmó hoy sentirse "contenta" con la actuación del equipo de natación sincronizada en la final por equipos en estilo libre en el Mundial de Natación de Roma 2009, que puede suponer el primer oro en la historia de España en este deporte un campeonato de este tipo.

"Por las puntuaciones, imaginamos que sí (ganaremos el oro). Contentas, claro. Faltaba Rusia, pero bueno, contentas porque además este combo lo hemos montado muy a último momento", comentó Mengual en declaraciones a Efe poco después de terminar su ejercicio.

"Hemos estado bastante estresadas al final para acabarlo. Y ahora la medalla recompensa ese esfuerzo que se ha visto, ese sobre-esfuerzo, porque yo creo que Rusia no lo ha presentado porque no ha llegado y nosotras hemos llegado", añadió.

España, que ayer pasó como primera clasificada para la final de hoy, obtuvo una puntuación de 98.333, llegando a acumular hasta cuatro 9.9, tres en la impresión artística y uno en el mérito técnico.

Mengual saltó hoy a la piscina del Foro Itálico de Roma después de estar ausente ayer en la clasificación debido a las competiciones que aún tiene que disputar. Y lo ha hecho para poder también participar del que puede ser un logro histórico para la natación española.

"He querido participar de ello porque también la música fue elección mía, en parte. Lo hemos coreografiado entre todas. Lo de la eliminatoria fue un poco porque como ahora me viene todo para tener un mini-reposo antes de la maratón final", apuntó.

La delegación española, encabezada por la seleccionadora nacional, Anna Tarrés, definió hoy este 22 de julio como un día que puede ser histórico para la sincronizada española, quien hoy se movió a ritmo del grupo británico Led Zeppelin y su balada rock "Starways to heaven",

"Sí, claro, día histórico, porque puede ser la primera medalla de oro", explicó Mengual, quien confesó sentirse además contenta porque el público presente en Roma parece haber disfrutado de su ejercicio.