Público
Público

Menor afluencia en manifestación de París contra la reforma de las pensiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de personas se manifestaron hoy en París contra la recién aprobada reforma de las pensiones y, a falta de confirmación con cifras de los sindicatos y el gobierno, muchos de los participantes aseguran que la afluencia ha sido menor que en protestas anteriores.

"Cada manifestante de hoy vale por diez de otros días", afirma Didier, un militante de la CGT que constata que el número de participantes en la enésima jornada de protesta contra la reforma de las pensiones es muy inferior al de las últimas manifestaciones.

"El texto ha sido aprobado por los parlamentarios y la gente empieza a estar un poco fatigada. Pero los que estamos seguiremos adelante", asegura este trabajador de la enseñanza que acude por sexta vez a una manifestación en París contra la reforma de las pensiones, que supone un retraso de dos años de la edad de jubilación.

Motivado en continuar con la protesta, Didier afirma que "hay que mostrar al Gobierno que aún se mantiene la resistencia y que no se tira la toalla".

Las cifras provisionales confirman que el número de manifestantes en la capital son muchos menos que en las pasadas convocatorias, pero el sindicalista considera que hay que convencer a los franceses de que la guerra no está perdida.

"Todavía queda un recurso ante el Constitucional y, además, no es la primera vez que una ley aprobada es derogada", señala.

Por primera vez los sindicatos apelaban a protestar contra el retraso de la jubilación en Francia después de que la ley acabara su trámite parlamentario con la votación y aprobación del texto el miércoles, en la Asamblea Nacional.

Los líderes sindicales ya habían advertido de que contaban con un menor número de manifestantes, pero lo achacan al cansancio de la gente y a las vacaciones, aunque esgrime las encuestas para mostrar que la opinión pública sigue opuesta a la reforma.

Un sondeo publicado hoy por "Le Parisien" revela que dos de cada tres franceses apoya las manifestaciones contra el retraso de la edad mínima de jubilación de 60 a 62 años y de 65 a 67 para cobrar el total de la pensión.

Para Dorine, una veterana militante del sindicato Sud considera que el Gobierno engaña a la opinión pública al decir que la jubilación en Francia es a los 60 años.

"Es a los 65 y lo quieren llevar a 67, es mucho tiempo", señala la trabajadora del sector hospitalario.

Esta vez ha sido menor el aporte de los estudiantes, que sostuvo la manifestación en las últimas convocatorias, puesto que los alumnos de los institutos están de vacaciones.

"En cuanto a vuelva a empezar el curso escolar va a haber muchísima gente en la calle", asegura Ana, una estudiante franco-española que afirma que "no hay que esperar a manifestarse cuando vayamos a jubilarnos, el momento es ahora".

"Esta reforma va a aumentar un montón el desempleo, porque si ya es del 25% entre los jóvenes en Francia, los empleos que van a quedar en manos de la gente que se tenía que jubilar van impedir a los jóvenes coger esos empleos", asegura mientras sostiene junto a un grupo de compañeros de clase una pancarta reivindicativa.