Publicado: 03.08.2014 11:07 |Actualizado: 03.08.2014 11:07

La menor renta de las familias hace caer los ingresos por IRPF

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ingresos totales por IRPF cayeron por primera vez en 2013, después de tres años de subidas, hasta alcanzar 69.951 millones de euros, lo que supone un descenso del 0,9% respecto a 2012, según el Informe Anual de Recaudación Tributaria de 2013.

La Agencia Tributaria (AEAT) destaca que por cuarto año consecutivo los cambios normativos tuvieron un efecto positivo sobre la recaudación, si bien advierte de que su impacto fue insuficiente para compensar el efecto negativo de la nueva reducción en las rentas brutas de los hogares, que cayeron el 1,3 %.

A este respecto, incide en que mientras en el primer semestre el ritmo de descenso fue significativo, similar al de 2012, en los últimos meses del año se produjo una "clara" moderación en el ritmo de caída. Según la AEAT, esta mejor evolución en la parte final del año se debió al empleo asalariado y a la recuperación de las ganancias patrimoniales.

El año pasado, la recaudación gestionada por la Agencia Tributaria ascendió a 168.847 millones, el 0,2% más que en 2012. El impacto adicional sobre los ingresos por las medidas de consolidación fiscal ascendió a 11.897 millones. Asimismo, la recaudación del impuesto de sociedades se redujo el 7 %.

Hacienda señala que la recuperación de beneficios y la ampliación de la base del impuesto tendieron a elevar los pagos fraccionados de aquellas sociedades cuyos pagos a cuenta se definen en función de los beneficios del ejercicio.

También señala que hubo otros factores negativos sobre la recaudación como el adelanto de ingresos en los pagos del impuesto en 2012, el aumento en el volumen de las devoluciones realizadas y los ingresos por actas de inspección, en comparación con los "excepcionalmente" elevados en 2012.

Además, los ingresos por IVA subieron en 2013 el 2,9%, como consecuencia del aumento de tipos que había entrado en vigor en septiembre de 2012, contrarrestado en parte por una nueva caída en el gasto final sujeto a IVA, concentrada en la primera mitad de 2013.

La recaudación por impuestos especiales subió el 4,7 % debido a las alzas de tipos impositivos, la inclusión de nuevas figuras en la fiscalidad medioambiental y la integración dentro del impuesto sobre hidrocarburos de los ingresos de la cuota estatal del impuesto sobre ventas minoristas de determinados hidrocarburos tras su supresión.

Dentro de la fiscalidad medioambiental, se recaudaron 1.570 millones por las tres nuevas figuras tributarias: el impuesto sobre el valor de la producción de la energía eléctrica; el impuesto sobre la producción de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos resultantes de la generación de energía nucleoeléctrica; y el impuesto sobre el almacenamiento de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos en instalaciones centralizadas.

En cuanto al grado de cumplimiento respecto a las previsiones presupuestarias, en 2013 la desviación negativa fue de 9.013 millones, lo que supone un porcentaje de ejecución del 94,9%.


http://www.quoners.es/q/termometro-quoners-opinion-publica