Público
Público

Dos menores de 3 y 5 murieron calcinados en una furgoneta que ardió en una finca y el padre salió ileso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los dos menores de 3 y 5 años que esta tarde han aparecido muertos en Quintanar del Rey (Cuenca) se encontraban dentro de una furgoneta estacionada en una finca privada y un hombre, al parecer su padre, salió ileso del vehículo y ha sido atendido psicológicamente.

Según ha podido saber Efe tras consultar a varias fuentes del servicio regional de emergencias y de los servicios sanitarios, los niños se encontraban en el asiento posterior de la furgoneta y han aparecido totalmente calcinados cuando han llegado los bomberos.

Un grupo de psicólogos ha atendido en el lugar de los hechos al hombre que salió del vehículo, quien no es vecino de Quintanar y probablemente sea de origen sudamericano, según ha indicado el vicepresidente del consorcio provincial de emergencias de Cuenca, Javier Priego, quien ha indicado que la furgoneta estaba en una finca.

Para la extinción del fuego han acudido ocho bomberos de Motilla de Palancar con tres vehículos, quienes se encontraban en Villanueva de la Jara en otra salida y fueron a Quintanar al ser avisados de este suceso a las 16.55 horas.

La finca donde se hallaba la furgoneta ardiendo está situada a tres kilómetros de Quintanar del Rey en dirección a Tarazona de la Mancha (Albacete), junto al límite entre las dos provincias.

Junto a los bomberos también han atendido la emergencia la Guardia Civil, la Policía Local de Quintanar, técnicos de carreteras, una UVI móvil procedente de Motilla, un médico de urgencias de Quintanar que atendió al adulto, así como una unidad de psicólogos.

En declaraciones a Efe, el subdelegado del Gobierno en la provincia de Cuenca, Julio Magdalena, ha informado de que un equipo especializado en investigación de incendios de la Guardia Civil se ha trasladado desde Madrid.