Publicado: 08.09.2013 11:16 |Actualizado: 08.09.2013 11:16

Menos profesores, más recortes y mucha tensión: empieza el curso escolar

Ocho millones de alumnos empiezan sus clases esta semana con la supresión de becas y ayudas para libros y comedor. Sindicatos y asociaciones auguran un "otoño caliente" de movilizaciones en el sector educativo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ocho millones de alumnos de infantil, primaria y secundaria comienzan el curso desde la semana próxima con menos profesorado, según prevén los sindicatos; dificultades para las familias -alertan los padres- por las crisis y los "recortes" de becas y ayudas de libros y comedor, y el anuncio de movilizaciones.

"Va a ser conflictivo", marcado de nuevo por "los recortes, la perdida de derechos y la quiebra de la igualdad de oportunidades", comenta el secretario general de enseñanza de CCOO, Francisco García.

A la vista de los datos de algunas comunidades, habrá "nuevos recortes de profesorado" sobre las reducciones del año anterior, que ya comenzaron, asegura, en 2010 y 2011 en algunos sitios, además de un aumento de matriculados.

"El sistema educativo empieza a estar en los huesos", apostilla.

No será un curso tranquilo, confirma el presidente de enseñanza de CSIF, Adrián Vivas; y estará lleno de "incertidumbre", también por la reforma educativa, según el sindicato Anpe.

A falta de que las autonomías cierren las previsiones del curso, el anterior tuvo un 1% más de alumnos entre todas las enseñanzas generales no universitarias, aunque desigual por etapas, según el avance estadístico publicado por el Ministerio de Educación. Continuó la tendencia de crecimiento de años anteriores, pero ya sin el empuje de los inmigrantes, que disminuyeron un 3%.

Por el contrario, hubo 18.642 docentes menos (-2,7%), hasta 664.325 en total; de los cuales en centros públicos fueron 19.523 (-3,9%), hasta 474.993. Anpe calcula que colegios e institutos han perdido cincuenta mil profesores desde 2011 entre el "despido de miles de interinos" y la "práctica desaparición" de la oferta de empleo público.

La situación, denuncia en una nota, es "insostenible: muchos más alumnos para muchos menos profesores", aunque el Ministerio no comparte la visión. "Nuestros problemas no están en aulas masificadas, que no lo están. Seguimos teniendo un número de alumnos por profesor muy por debajo de la media de la OCDE", indica la secretaria de Estado de Educación, FP y Universidades, Montserrat Gomendio.

El número medio de alumnos por profesor fue de 12 el curso pasado: 11,5 en centros públicos y 13,3 en concertados; y era de 11,3 dos años antes: 10,6 en públicos y 13,3 en concertados. En 2011, la media de la OCDE era de 15,4 en primaria y 13,3 en secundaria obligatoria.

Sin embargo, el presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), Jesús Sánchez, subraya la diversidad de alumnado de las aulas españolas, así que más estudiantes por profesor representa una "merma" de la calidad. "Por mucho que se empeñe el Ministerio -argumenta-, esto no beneficia; al contrario, perjudica por la atención que necesitan muchos estudiantes con necesidades educativas especiales o problemas por el idioma, sobre todo en la escuela pública".

Luis Carbonel, presidente de los padres católicos de Concapa, mayoritaria en la concertada, piensa que se ha "mitificado" la cuestión. "Evidentemente -dice- cuantos más alumnos, se supone que menos calidad educativa, pero no siempre (...) No creo que sea un índice del que dependa el éxito escolar". Es "inviable", precisa, que se pueda mejorar la calidad si no aumenta antes la del profesorado.

Puestos a detectar problemas de la educación, ironiza el responsable de CCOO, los principales serían el ministro de Educación, José Ignacio Wert, y las medidas del PP. "Crecen las tasas de matrícula -explica García-, decrecen las ayudas y se endurecen sus condiciones", una política "torpe y miope". Además, la reforma educativa, en tramitación parlamentaria, supondrá la "cronificación de los recortes".

CCOO señala que el principal problema de la Educación es el ministro Wert

Ceapa augura un curso "bastante complicado" porque "continuarán" las reducciones de becas de comedor y de libros. Ahora mismo, asegura su presidente, ya hay comunidades que exigen la factura de los libros para solicitar la ayuda, sin saber si se concederá. "Las becas de comedor -asegura Sánchez- cada vez son más escasas y más quienes las piden".

Sobre la subida de nota para las becas generales, la interpreta como "clara selección" del alumnado, particularmente del procedente de la escuela pública, y vaticina un otoño "caliente" de protestas en la escuela pública.

Carbonel, de Concapa, lamenta que el precio de los libros de texto, artículo de "primera necesidad", siga sin bajar (este año sube un 1,1 %). "Habría que estar muy atentos -plantea- para facilitar ayudas a aquellas familias sin ingresos suficientes". Sobre las becas, no se pueden poner barreras para estudiar, pero el aprovechamiento de los beneficiarios, defiende, tiene que ser "suficiente".