Público
Público

El mercado aplaude los esfuerzos de la UE por salvar a Grecia

El Ibex sube un 2,7% y la prima de riesgo española se relaja hasta los 347 puntos básicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ni el recorte de rating por parte de la agencia de calificación Moody's a los bancos franceses Société Générale y Credit Agricole; ni el de Fitch a cinco comunidades autónomas españolas; ni siquiera los malos datos macroeconómicos procedentes de EEUU, donde se han vuelto a reducir las perspectivas de crecimiento, fueron ayer suficientemente negativos como para compensar el optimismo que inundó los mercados tras el anuncio del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, de que presentará en breve un proyecto de eurobonos con el objetivo de iniciar la emisión de deuda pública europea.

La medida lleva siendo ampliamente demandada por los expertos durante meses como la mejor solución para frenar la crisis de deuda en Europa, pero no parecía tomar mucho cuerpo por la continua oposición alemana. Ayer sentó especialmente bien al mercado, que tenía presente las declaraciones del martes de la canciller alemana, Angela Merkel, en la que aseguró que había que hacer todo lo posible por mantener unido al euro y que ayer habló con sus homólogos francés y griego para perfilar esas soluciones.

'Lo que tenemos es un cambio en el sentimiento sobre la solución al conflicto griego. Tras días de pesimismo, ayer parecía que los políticos europeos por fin se están tomando en serio que no pueden dejar caer a Grecia', apunta Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets.

La Bolsa alemana fue la que mejor amortizó el optimismo, con una subida del 3,36%, seguida de la española, que subió un 2,70%, y la italiana, cuyo principal índice, el Mib, ganó un 2,69%.

A pesar del buen desenlace, la sesión no estuvo exenta de la volatilidad habitual en las últimas sesiones. El susto llegó ayer desde Austria. Se filtró erróneamente la noticia de que el Parlamento de aquel país no había aprobado la ampliación del segundo plan de rescate a Grecia. Las ganancias se tornaron en pérdidas en toda Europa casi al segundo. La recuperación llegó después de que fuentes del Gobierno austriaco explicaran que lo único que habían hecho era retrasar la decisión hasta octubre.

En el mercado de deuda pública también se vivió una jornada algo más tranquila. La prima de riesgo española se relajó 11 puntos, hasta los 347, y la italiana cayó 20 puntos, hasta los 371. Más allá de las posibles compras del BCE, la ayuda anunciada por parte de los países emergentes podría estar detrás de esta recuperación. De hecho, la directora del FMI, Christine Lagarde, les pidió ayer que sean valientes y compren deuda de los países con más problemas.