Público
Público

El mercado de componentes del wireless se estancará en 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Tarmo Virki

El mercado de los componentes del Internet inalámbrico se enfrenta a problemas el próximo año ya que los operadores podrían recortar costes ante el miedo de una recesión.

El mercado del equipamiento de las telecomunicaciones, que valía 49.000 millones de dólares (37.000 millones de euros) en 2007, ha afrontado dificultades durante años, roído por la entrada en el mercado de Huawei y ZTE, dos agresivos competidores chinos.

Sin embargo, lo peor estaba todavía por venir.

El segundo vendedor del mercado, Nokia Siemens, ha previsto una caída del mercado para el próximo año y los analistas han reforzado la idea diciendo que ésta podría ser profunda ya que las nuevas inversiones podrían ser recortadas cuando los operadores en todo el mundo se aprieten los cinturones.

Las compañías han comenzado a recortar costes y a iniciar despidos, y los vendedores vigilarán de cerca los gastos este año y el próximo, intentando centrarse en las tecnologías más prometedoras.

"Las inversiones en infraestructura de Wireless podrían declinar en un 12 por ciento en 2009, debido a la combinación de la caída de los mercados emergentes y la crisis financiera de los operadores, que representan un 25 por ciento del gasto global en wireless", dijo el analista de Credit Suisse Kulbinder Garcha, en una nota de investigación del 24 de noviembre.

Scott Siegler, de la firma estadounidense dell'Oro, afirmó que la situación económica dañaría de forma especial las inversiones en tecnología 3G, que ofrece un intercambio de datos más rápido, con lo que la totalidad del mercado caería al rango de las unidades desde 2008.

"Creemos que se ha convertido en una necesidad hoy, pero los servicios agregados como los paquetes de datos no", dijo.

Muchos operadores en todo el mundo, incluyendo Vodafone, el mayor grupo de telefonía móvil por ventas, han dicho que planean seguir de cerca los costes y muchos han expresado que recortarán las inversiones".

"Para los operadores es la opción mas fácil retrasar las inversiones. Ellos van a esperar, posponer las inversiones y hacer solo las necesarias", aseguró" Hannu Rauhala, analista del banco Pohjola en Helsinki.

"No espero ver una mayor inversión en Europa a principios de 2009", dijo Rauhala.

Las únicas inversiones vendrán de los mercados emergentes, probablemente, pero la competencia para éstas, habitualmente con bajos márgenes de beneficios, se hará más dura y se verá afectada además por la pérdida de valor de las monedas de estos países ante el dólar y el euro.