Público
Público

El mercado laboral fuera de España

Francia protege los contratos temporales y Estados Unidos es el paraíso del despido exprés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

FRANCIA
Contratos temporales muy protegidos

El sistema galo permite la dimisión del trabajador, que da derecho a una compensación y a un posible subsidio.

El mercado laboral francés es complejo: existen un sinfín de fórmulas de trabajo temporal y de contratos de duración definida. Lo que no gusta a los empresarios es que esas fórmulas cuentan casi con tanta protección como los contratos indefinidos. Además, están protegidas por el Salario Mínimo Interprofesional de Crecimiento, que impide toda deriva hacia el contrato basura.

En 2008, Sarkozy, planteó la 'ruptura amigable del contrato'

En 2008, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, planteó la 'ruptura amigable del contrato' para evitar negociaciones transaccionales de despido individual, muy generalizadas. Los sindicatos exigieron tantas salvaguardas que nació una modalidad aún más favorable al empleado: la 'ruptura convencional de contrato'. Es la dimisión voluntaria que el trabajador puede presentar, está vigilada por la Administración, da derecho a una indemnización -aunque arbitraria- y abre la vía a cobrar subsidio de paro -pero es difícil de obtener-. También existen despidos, por razones económicas, colectivos e individuales, estos últimos sólo posibles cuando hay una 'causa real y seria' vigilada por sindicatos y tribunales de trabajo.

Por despido individual, la indemnización es como mínimo de un quinto del salario mensual por año trabajado, pero los convenios colectivos suelen superar con creces esa suma. En cuanto a las cotizaciones, según la OCDE, de cada 100 euros de salario bruto, paga 12 el empleado y 37 la empresa. /ANDRÉS PÉREZ


La indemnización por despido es mínima, de 3,5 días a 10,5 días por año trabajado, y tiene un tope semanal.

Reino Unido es el país europeo con las condiciones laborales más flexibles

Reino Unido es el país europeo con las condiciones laborales más flexibles. El empresario goza de muchas ventajas tanto para proceder a despidos como para aplicar un recorte de plantilla. Además, en el segundo caso, el proceso se concluye en pocas semanas con una intervención mínima de la Administración pública. La máxima flexibilidad se instauró en la época de Margaret Thatcher y los laboristas no cambiaron las líneas generales del sistema. Su gran aportación fue la aprobación del salario mínimo. Ahora está en 5,8 libras la hora, lo que puede arrojar un sueldo mensual de unos 1.200 euros al mes.

La indemnización por despido es mínima. Sólo se tiene derecho a ella si es por razones económicas y el trabajador lleva al menos dos años en la empresa. A los empleados de 21 a 40 años, se les paga siete días por año trabajado (3,5 a los de menor edad). A los de más de 40 años, 10,5 días. Y esa cantidad semanal no puede superar las 380 libras (458 euros).

El mayor éxito laboral en la época de Tony Blair fue el descenso de los parados de larga duración. El porcentaje de empleo temporal es muy reducido, el 6%, aunque uno de cada cuatro trabajadores está contratado a tiempo parcial. Todo esto ya ha comenzado a cambiar con la recesión. El paro ha subido al 8% y afecta a 2,5 millones de personas. El recorte del gasto público del nuevo Gobierno conservador aumentará esas cifras. / IÑIGO SÁENZ DE UGARTE


Casi el 18% de los italianos tiene un contrato temporal de los llamados 'atípicos'.

El mercado del trabajo italiano es uno de los más protegidos de Europa. Las empresas exigen desde hace años una disminución del coste del despido para los trabajadores con contrato fijo y han obtenido resultados parciales en sus reivindicaciones. La última gran reforma laboral se pactó en 2003, bajo el segundo Gobierno de Silvio Berlusconi, pero no se ha aplicado completamente por la presión sindical. Pese a ello, las tasas de precariedad en el trabajo han ido aumentando.

La jurisprudencia limita fuertemente el 'despido por causa justa'

La reforma introdujo un gran abanico de contratos precarios o temporales, y ya casi cuatro millones de trabajadores italianos, de un total de 22,9 millones, tienen este tipo de contrato denominado 'atípico'. Sobre todo se utiliza para el primer empleo.

La jurisprudencia limita fuertemente el 'despido por causa justa', pues exige muchas pruebas de comportamiento sancionable grave del trabajador. Existe también el despido 'por causa justa subjetiva', en caso de conducta punible del empleado pero menos grave, por el que recibe una o dos mensualidades. Asimismo, hay posibilidad de despido colectivo en caso de crisis empresarial, con condiciones variables según el sector.  / SANDRA BUXADERAS


Muchas empresas no indemnizan porque no hay una ley que lo regule.

El despido en Estados Unidos puede ser inmediato, en una hora. Aunque también puede ser igual de rápida la contratación. Las indemnizaciones dependen de la empresa. En este punto, muchas compañías incluyen cláusulas indemnizatorias, pero, al no estar regulado por ley, algunas no lo hacen. Así, si a un empleado lo echan de forma improcedente, su único recurso es acudir a un tribunal.

El despido en Estados Unidos puede ser inmediato, en una hora

El Gobierno federal establece un salario mínimo (7,25 dólares por hora) que los estados pueden cambiar en función del coste de la vida. Por ejemplo, Luisiana no tiene salario mínimo, mientra que en California es de 8 dólares. Las subidas salariales dependen sólo de la empresa.

En cuanto a las ayudas por desempleo, las compañías pagan un impuesto del paro (Federal Unemployment Tax) que supone sobre el 6,2% del coste salarial. Ese subsidio varía según los estados: en Pensilvania, el 38% del salario, y en Florida o Nueva York, sólo el 18%. El máximo son 26 semanas. Y otra gran carencia: no existe la baja por maternidad. Sólo las empresas de más de 50 empleados conceden hasta 12 semanas, pero sin remunerar. / ISABEL PIQUER