Público
Público

Mercadona gana 508 millones y crea 4.000 empleos en el peor año de la crisis

El grupo de distribución supera los 19.000 millones de ventas y aplaza su expansión internacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mercadona cerró 2012 con un beneficio neto de 508 millones de euros, lo que supone un aumento del 7%, respecto al año anterior, mientras que sus ventas subieron también un 7%, hasta alcanzar los 19.077 millones de euros, según los resultados dados a conocer este jueves en rueda de prensa por el presidente de la compañía, Juan Roig. En el peor año de la crisis, el grupo de distribución ha logrado crear 4.000 puestos de trabajo directos, lo que eleva el total de su plantilla a 74.000 personas.

Roig ha señalado que están 'muy satisfechos' por ese beneficio, que supera lo esperado, y también 'muy orgullosos' en cuanto a las ventas, tras un primer semestre 'mucho mejor que el segundo, que también fue bueno pero no tanto', ha dicho. Además, ha avanzado que aplazan su expansión internacional, anunciada el año pasado, con la intención de centrarse en que su cadena agroalimentaria 'sea sostenible', en funcionar en productos frescos 'al mismo nivel que en secos' y, sobre todo, en que el carro de la compra sea 'más barato', sin bajar la calidad, porque 'la renta de los españoles bajó en 2012 y bajará en 2013 y 2014'. 'No podemos ir a conquistar un castillo cuando el nuestro no está bien', ha subrayado Roig, quien aspira a reinventarse e incrementar la productividad y admite que será 'muy difícil' repetir esos resultados en el ejercicio actual.

A pesar de ello, ha indicado que la compañía mantiene un equipo internacional que 'ha aprendido mucho' durante la fase de estudio y ha asegurado que en el futuro Mercadona saldrá al exterior, aunque no ha precisado cuándo. 'Lo de salir al extranjero es muy bonito', ha señalado, pero la prioridad de la compañía es garantizar la rentabilidad de la cadena alimentaria en el país de origen y no 'lo que le dicen que tiene que hacer'.

A lo largo de 2012,  la compañía invirtió 650 millones, dirigidos principalmente, a la apertura de 60 nuevas tiendas, hasta finalizar el año con un total de 1.411 supermercados. Para 2013, Mercadona tiene previsto mantener una inversión aproximada de 600 millones de euros, que se destinarán, fundamentalmente, a la apertura de 60 nuevas tiendas, la reforma de supermercados y a continuar con la construcción de los bloques logísticos de Guadix (Granada) y Abrera (Barcelona).

Además, la compañía tiene previsto crear 1.000 nuevos puestos de trabajo fijo directos, así como iniciar la búsqueda de localizaciones para abrir su primera tienda en Euskadi en el último trimestre de 2014 o principios de 2015. El grupo ha repartido entre sus trabajadores 240 millones de euros en concepto de primas por objetivos. A ello, se suma una compensación extraordinaria de 23 millones para neutralizar los efectos derivados de la subida del IRPF a fin de garantizar a todos sus trabajadores el mismo salario neto que percibieron en 2011. 'Para mí es un orgullo poder decir que cualquier cajero o reponedor con más de cuatro años en Mercadona dispone de un salario que, incluidas las primas por objetivos, supera los 1.600 euros netos al mes', ha indicado Roig.

En materia de sostenibilidad, Mercadona ha alcanzando acuerdos con más de 4.200 agricultores, 3.200 ganaderos y 41 cofradías de pescadores, al tiempo que ha impulsado distintas iniciativas, como la decisión conjunta con sus interproveedores lácteos de pagar 2,5 céntimos más por litro de leche adquirido a los ganaderos y con la que se han beneficiado 2.000 ganaderos nacionales.

En la rueda de prensa de presentación de resultados, el presidente de Mercadona ha negado las informaciones que relacionan a la compañía con una supuesta financiación ilegal del Partido Popular. En los papeles de Bárcenas publicados en el diario El País se señalan dos ingresos de 2004 y 2008, en los que figura 'Mercadona' con 90.000 y 150.000 euros.  En su momento, portavoces de la empresa negaron haber realizado donaciones al PP. Este jueves, Riog ha sido tajante: 'No es cierto, ya lo desmentimos', respuesta que ha repetido ante las sucesivas preguntas sobre el tema y sobre si la cadena de supermercados ha efectuado donaciones a ése u otros partidos. Además, el empresario valenciano ha considerado que la corrupción 'lastra la productividad del país'

A este respecto, Roig ha defendido, en referencia a la situación económica de España, que 'nuestro nivel de vida va a depender de nuestro nivel de productividad'. 'Cuanto más productivos seamos, menos crisis tendremos', ha agregado. Durante la rueda de prensa ha evitado pronunciarse acerca de cuestiones como la situación económica, las medidas adoptadas o si considera que convendría realizar más ajustes. Ante las reiteradas preguntas de los periodistas sobre estos temas, Roig ha insistido en que es 'uno más de los 47 millones de españoles' y que, además, ha 'aprendido' de años anteriores.

'No entro ahí, me gustaría como Juan Roig, pero no como presidente de Mercadona. Puedo hablar de Mercadona todo lo que queramos, pero lo demás no me toca a mí', ha zanjado. 'Yo ni me conozco', ha confesado Roig acerca de su reticencia a pronunciarse sobre la situación actual o los pasos que convendría dar, al contrario que en otras ocasiones, en las que sus manifestaciones han generado cierta controversia. 'Consejos con dinero, hay que hacer hechos', ha remarcado.

Su único comentario ha sido, al comentar la subida fiscales, que  'si el sector público necesita más dinero, subirá más los impuestos'. 'O se reforma el sector público o continuarán subiendo impuestos porque necesitan igualar ingresos a gastos, nos guste o no'. El presidente de Mercadona ha recalcado que España debe 'igualar los ingresos a los gastos', y ha añadido que si un país 'se pasa' tiene que 'cortar lo despilfarrado'. 'Si te pasas tienes que recortar y nosotros nos hemos pasado', reiteró. 'A nivel global es así y en Mercadona nos pasa lo mismo'. 'La única solución es reinventarnos y tenemos unas grandísimas posibilidades de hacerlo', subraya.

Respecto a la productividad, ha añadido que España tiene unos índices de absentismo y de paro que 'no son muy buenos' y que el gasto depende del 'dinero que tenemos en el bolsillo'. El presidente ha afirmado que no cree en las subvenciones, en referencia a las ayudas rechazadas para abrir un centro logístico en Guadix (Granada), porque 'distorsionan el mercado'. 'Lo que tenemos que hacer es pagar menos impuestos y ser más productivos', ha concluido. Roig ha cifrado en 25 millones de euros mensuales el coste de asumir la subida del IVA y ha apuntado que el Gobierno necesita equilibrar el presupuesto, por lo que si no aumentan los ingresos volverá a incrementar los impuestos.

Roig ha reconocido que la compañía se 'despistó' de su 'trabajo rutinario' en el segundo semestre del año, lo que afectó a las ventas, por lo que en octubre decidieron bajar los precios de más de mil productos y absorber el IVA. especto a la retirada de varios productos de la marca Deliplus en el mes de agosto por contener componentes que no debían combinarse, Roig ha aceptado que fue un 'error' de la compañía y que las ventas cayeron un 25%, pero ha asegurado que actualmente se han recuperado.

El grupo francés de distribución Carrefour obtuvo un beneficio atribuido de 1.233 millones de euros al cierre de 2012, lo que supone multiplicar por más de tres las ganancias de 371 millones del ejercicio anterior por el efecto de las ventas de activos en Grecia, Singapur y Colombia.

La cifra de negocio de la segunda mayor compañía mundial del sector de la distribución alcanzó los 78.460 millones de euros, un 1,2% más que en 2011. Sin tener en cuenta el pago del IVA, la facturación de la compañía gala sumó 76.789 millones, un 0,9% más. A este crecimiento de las ventas de Carrefour contribuyó especialmente el incremento del 4,6% de la facturación de la compañía en Latinoamérica y del 10,6% en Asia, mientras que en Francia creció un 0,5% y en el resto de Europa las ventas retrocedieron un 3,1%, lastradas por la situación en España e Italia.

En concreto, las ventas en España cayeron un 6,4% en 2012 excluyendo la gasolina (teniendo en cuenta los carburantes disminuyeron un 4,8%), que Carrefour justifica por las medidas de austeridad del Gobierno que impactan en el consumo. Mientras que en Italia, la caída de las ventas fue del 4,7%.