Público
Público

Los mercados cierran la semana inmunes a las malas noticias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los mercados bursátiles han cerrado una excelente semana que en el caso del Ibex ha supuesto un avance del 3%, a pesar de la acumulación de noticias que describen un preocupante panorama, desde la inminencia de una recesión en EEUU, hasta el repunte histórico de la inflación en la Unión Europea.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, reconocía ante el congreso que la situación de la economía norteamericana, que ha pasado de un crecimiento del 4,9 por ciento a tan sólo un 0,6, es "muy difícil" y que una recesión es posible.

Más drástico se expresaba el secretario del Tesoro, Henry Paulson, durante su gira por China en que afirmó que la economía norteamericana sufre una profunda recesión y que se enfrentará a un duro segundo semestre de 2008.

La confirmación de sus palabras se producía el viernes con la publicación del dato del paro en EEUU. Tras una pérdida de 80.000 empleos en marzo el trimestre se cerró con una destrucción neta de 232.000 puestos de trabajo.

A este lado del atlántico, la mayor preocupación se centraba en la evolución de los precios que repuntaron en la eurozona hasta el 3,5 por ciento interanual, que llevó al presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet a clamar por la moderación salarial.

Y es que Trichet y el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, no comulgan con la decisión del Gobierno alemán de subir el sueldo de sus funcionarios del sector servicios en un 8 por ciento entre 2008 y 2009 para compensar varios años de congelación salarial.

La inflación también ha sido objeto de estudio en la reunión que los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona han celebrado en Eslovenia en la que han reconocido su preocupación por los fuertes aumentos de los precios y han reiterado su posición de vincular los aumentos salariales a la productividad.

Todo lo contrario a las posiciones de los sindicatos europeos que reunieron este sábado a decenas de miles de trabajadores en Eslovenia para denunciar la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y reclamar una mayor participación en los beneficios empresariales.

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, presente en la protesta, afirmaba que "en los últimos años se ha producido una pérdida de poder adquisitivo", mientras que las rentas del capital han registrado "un aumento escandaloso".

Y el sector financiero sigue dando disgustos. El primer banco suizo, UBS, anunciaba el lunes pérdidas por importe de 7.740 millones de euros en el primer trimestre, cuando en el mismo periodo de 2007 contabilizó un beneficio de 2.112 millones de euros.

En Alemania se estima en 200.000 millones de euros los créditos morosos de la banca, y sólo el Deutsche Bank prevé un lastre contable de 2.500 millones de euros en el primer trimestre.

Muy diferente parece la situación de los bancos que operan en España que declararon en 2008 un beneficio conjunto de 18.877 millones de euros, un 19,8 por ciento más que en el ejercicio anterior.

También en España, la Semana Santa dio un respiro al aumento del paro, y en marzo el paro bajó en 14.356 personas, después de cinco meses de subidas consecutivas.

El Banco de España rebajaba el crecimiento económico al 2,4 por ciento para 2008 por el entorno internacional y el ajuste del sector vivienda.

Y malas noticias para el sector del automóvil. Las matriculaciones en el mes de marzo se saldaron con una caída del 28 por ciento, una de las mayores registradas desde 1989.