Público
Público

Los mercados esquivan la subida de tipos de la Fed

La retirada de estímulos en Europa deberá esperar mucho más tiempo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con nocturnidad y alevosía, como diría un experto jurídico, la Reserva Federal estadounidense (Fed) subió el jueves al 0,75% (medio punto más) el tipo de interés al que se prestan el dinero de urgencia a los bancos a un día.

Era la primera subida de tipos desde junio de 2006. El momento y lo inesperado de la noticia descontroló a los primeros que la conocieron, los mercados asiáticos, donde las pérdidas llegaron a superar el 2%. Pero a medida que transcurrió la jornada el susto fue perdiendo intensidad, y al final, tanto en Europa como en Wall Street, el impacto fue mínimo.

'En realidad, la noticia por sí misma no tiene mayor importancia. Lo que asustó fueron las formas y, sobre todo, que supone abrir la puerta a las estrategias de retirada de los estímulos anticrisis', explica Óscar Germade, analista de Cortal Consors. Ese exactamente era el mensaje que quiso lanzar la autoridad monetaria estadounidense, como se encargó ayer de explicar el presidente de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley. En una comparecencia en Puerto Rico, aclaró que esta primera retirada de las medidas extraordinarias de liquidez es la respuesta a los signos de recuperación que ha dado la economía; aunque también reconoció que 'no hay que tirar cohetes' y aseguró que esta decisión no afectará a la política monetaria. Es decir, los tipos de interés oficiales, que actualmente están cerca del 0%, se mantendrán así, al menos, hasta finales de año.

Después de casi un año viviendo con la respiración asistida de las ayudas públicas, son muchos los que piensan que será difícil sobrevivir sin ellas. 'No es el momento, hasta que el empleo no se recupere con contundencia, sería un error modificar la política monetaria', advierte Óscar Germade.

En Europa el movimiento de la Fed se toma máxima prudencia. 'Es otro pequeño paso en la larga marcha hacia la normalización que tendrán que seguir los europeos', comentó Charles Goodhart, ex directivo del Banco de Inglaterra a la agencia de noticias Bloomberg. Pero para que eso ocurra todavía queda mucho tiempo.

Los problemas financieros de Grecia han destapado la debilidad de muchas economías de la zona del euro. Incluso su locomotora, Alemania, tiene problemas para mantener el crecimiento. También Reino Unido sufre graves inestabilidades fiscales.

Por otro lado, el presidente de EEUU, Barack Obama, anunció ayer un programa que destinará 1.500 millones de dólares (1.100 millones de euros) a paliar la crisis inmobiliaria en los estados más afectados del país. La medida pretende que no pierdan su vivienda los propietarios que se hayan quedado sin puesto de trabajo y aquellos cuya hipoteca sea superior al valor de la casa.