Público
Público

Los mercados europeos se estabilizan tras las fuertes caídas del lunes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las bolsas europeas lograron estabilizarse hoy tras las fuertes caías sufrieron la víspera, aunque la presión sobre los títulos bancarios no aminoró, sobre todo en Milán.

Esa plaza, que a diferencia de otros mercados europeos cerró a la baja, asistió al desplome del banco Unicredit, cuya cotización se suspendió y reanudó en varias ocasiones.

Los títulos de Unicredit registraron finalmente una depreciación del 12,69% y se situó en su nivel más bajo desde 1998.

El lastre del banco empujó índice selectivo S&P/Mib hasta 25.530 puntos, lo que supone una caída de un 1,06%, mientras que el general Mibtel bajó un 0,56% para quedar en 19.512 puntos, en una sesión en la que se intercambiaron 1.348 millones de acciones por valor de 4.713 millones de euros.

En contrapartida, Fráncfort cerró en positivo aunque se trató de un avance del 0,40 por ciento, el Swiss Market registró un ascenso del 2,38 por ciento, Madrid del 0,38 por ciento, Londres un 1,74 por ciento, Estocolmo un 0,39 por ciento y París un 1,99 por ciento.

Los títulos que impulsaron esas subidas fueron precisamente los que causaron el desplome del lunes, aunque los analistas achacaron ese doble efecto al sistema de defensa técnica que desarrolla el propio sistema financiero en momentos de turbulencias.

En Fráncfort, el banco Hypo Real Estate, que cayó el lunes casi un 79 por ciento, avanzó un 8,95 por ciento.

En Bruselas, las acciones de los bancos Fortis y Dexia lograron también recuperarse tras las pérdidas millonarias de la víspera.

En París y tras la caída de ayer de casi el 30%, Dexia, cuya cotización estuvo suspendida al inicio de la sesión, avanzó un 4,47%, aunque fue la aseguradora Axa la que con un alza del 6,24% marcó el récord del CAC-40.

Además de Dexia y Axa, cerraron al alza Crédit Agricole(+3,12%), Société Générale (+1,85%) y BNP Paribas (+0,84%).

En la Bolsa española, animada por el rebote de Wall Street, Repsol avanzó el 2,45 por ciento; BBVA, el 1,06 por ciento; Banco Santander, el 0,38 por ciento, e Iberdrola, el 0,14 por ciento. Sólo bajó Telefónica, el 0,06 por ciento.

Bankinter comandó las ganancias del Ibex con una subida del 5,29 por ciento, mientras que Inditex lideró las pérdidas con una bajada del 4,41 por ciento.

En Londres, el sector de la banca corrió una suerte diversa en la capital británica, con pérdidas y ganancias.

El Halifax Bank of Scotland cedió casi un 14 por ciento, entre rumores sobre la posibilidad de que se fije un nuevo precio a su reciente compra por parte de su rival Lloyds TSB.

Lloyds TSB, por contra, subió más de un cuatro por ciento, hasta 226,5 peniques, mientras que HSBC avanzó también un 4 por ciento.

La presión a los títulos bancarios ante el temor de que la crisis financiera estadounidense salpique más de lo previsto a Europa, sigue patente, incluso en el discurso político.

En la misma línea de otros líderes europeos, la canciller alemana, Angela Merkel, emplazó a Estados Unidos a aprobar su programa multimillonario de ayuda financiera "todavía esta semana".

La canciller subrayó la "inmensa importancia" que tiene ese programa para recuperar la confianza de la economía y la ciudadanía.

El lenguaje del mercado, sin embargo, fue otro, pues tras conocerse que el Congreso estadounidense rechazó el plan de rescate los mercados europeos abrían al alza.

Además de la defensa técnica puesta en marcha por los mercados, algunos analistas achacaron esa tendencia alcista al agrado con el que los grandes actores del sistema financiero recibieron ese rechazo, pues eso abre la oportunidad de modificarlo.

En una jornada escasa de movimiento y muchas reservas, el mercado se dejó llevar por el sueño de una eventual bajada de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) este jueves.

Por el momento no hay indicaciones de que el BCE vaya a bajar los tipos rectores o piense en modificar a corto plazo su política monetaria para ahuyentar el fantasma de la recesión en la eurozona.