Público
Público

Los mercados presionan a Italia a pesar de las reformas anunciadas

Debe financiar 70.600 millones antes de terminar septiembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cualquier polícía que siga a un criminal en serie tendría fácil reproducir el patrón que rige el ataque de los mercados en la crisis de deuda europea que comenzó hace ya año y medio. Se trata de detectar a la víctima con la herida abierta más grande y más a la vista y lanzarse al ataque. Así sucedió primero con Grecia, Irlanda, Portugal, España y ahora le toca a Italia.

De poco le ha servido al país presidido por Silvio Berlusconi ser uno de los primeros en adoptar la recomendación de la canciller alemana, Angela Merkel iniciar los trámites para reformar su Constitución para fijar en ella la limitación del déficit público (lo mismo que ahora ha propuesto España), poner en marcha reformas estructurales, y anunciar un ajuste fiscal de 45.000 millones. El foco de los mercados está lejos de estas modificaciones, al menos en estos momentos.

El BCE sigue comprando títulos italiano para apoyar a su deuda

Lo que ha hecho cambiar el punto de mira de la presión de los mercado desde España a Italia ha sido que ahora tienen más posibilidad de ganar dinero en el país transalpino. ¿La razón? El Tesoro italiano tiene que afrontar vencimientos de deuda por valor de 9.000 millones de euros en agosto y otros 61.689 millones en septiembre. En total, 70.689 millones que debe financiar, casi diez veces, los 7.500 millones, que debe afrontar el Tesoro español en el mismo periodo.

En condiciones normales la nueva tendencia de presión debería tener su reflejo en el mercado secundario de bonos. Es decir, en prima de riesgo del país, pero la intervención del BCE esta evitando que esto sea así.

Desde que el pasado 4 de agosto la institución europea retomó su programa de compra de bonos, la evolución de las primas de riesgo española e italiana ha evolucionado de forma muy pareja. Ayer, la italiana cerró en 283 puntos básicos y la española en 280. El tipo de interés de los bonos a diez años de ambos países supero el 5%, después de haber estado más de una semana por debajo de ese límite.

El interés de los bonos trasalpinos y españoles superó ayer el 5%

Pero, esa evolución no reflejaría la realidad del mercado. A pesar de la falta de transparencia del BCE (sólo da los datos agregados de su actuación) los gestores del mercado consideran que la entidad se está volcando en ayudar a Italia. De los más de 36.000 millones que lleva invertidos durante el mes de agosto, la mayoría se habría destinado a bonos italianos. 'Los primeros días sí que los operadores de renta fija hablaban de que la compra de bonos afectaba a ambos países, siempre en mayor cantidad italianos que españoles. A partir de la segunda semana los únicos comentarios que nos llegan se refieren a la compra de bonos italianos', asegura Juan Carlos Montero, analista de Capital Bolsa.