Público
Público

Los mercados reaccionan con tranquilidad a la victoria electoral de Erdogan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La tranquilidad fue la nota dominante hoy en los mercados financieros, un día después de que los islamistas moderados de Recep Tayyip Erdogan revalidaran su tercera mayoría absoluta en las elecciones generales.

Esta tónica de normalidad se transmitió también al mercado bursátil de Estambul y al ambiente político de este país euroasiático de 74 millones de habitantes, que se tomó un día de asueto.

El triunfo electoral del gobernante Partido de la Justicia y del Desarrollo (AKP) de Erdogan era esperado y la ausencia de sorpresas ha sido tan destacable que la reacción de los mercados financieros apenas ha sido perceptible.

El índice IMBK-100 de Estambul, que reúne a las cien empresas más importante de Turquía, cerró hoy, tras un día de leves ganancias, con una ligera caída del 0,28%, hasta los 63.523 puntos.

A su vez, la lira turca concluyó el día con una apreciación del 0,41% frente al dólar, hasta un cambio de 1,57 liras, y una ganancia del 0,12% contra el euro, hasta las 2,26 liras.

En términos nominales, la moneda turca se ha depreciado casi un 19% durante el último año frente a la divisa europea gracias a la política monetaria dirigista de Ankara, propicia a las exportaciones y por ende al crecimiento económico nacional, que fue del nada despreciable 8,9% en 2010.

Los líderes políticos se han tomado hoy un descanso, tras una campaña electoral sumamente dura en la que sus dirigentes no han ahorrado insultos y hecho gala de una cierta malicia con la revelación de vídeos de contenido sexual.

Erdogan tiene previsto reducir su gabinete de los 27 ministerios actuales a 25. El ministro de Exteriores, Ahmet Davotoglu, repetirá probablemente cartera, y se creará una cartera para las relaciones con la Unión Europea y otra encargada exclusivamente de la economía.

La primera sesión de la nueva asamblea parlamentaria tendrá lugar cinco días después de que la Comisión Electoral Suprema (YSK) publique los resultados oficiales del escrutinio de las elecciones del domingo.

A partir de ahí, Erdogan formará el nuevo gabinete y los someterá a la aprobación parlamentaria.

Por otra parte, Erdogan deberá buscar el consenso con los otros tres partidos de la oposición en el Parlamento para redactar una nueva Constitución al no haber logrado una mayoría absoluta suficiente para actuar en solitario.

La búsqueda de consenso para escribir la nueva Carta Magna fue resaltada anoche por el propio Erdogan y hoy recuerda también esta necesidad la presidenta de la influyente Asociación de Hombres de Negocios e Industriales turcos (Tüsiad), Ümit Boyner.

En un comunicado, la patronal turca subrayó sus expectativas de que ese documento sea escrito mediante "el consenso y la participación, que ha acercado (Turquía) a la Unión Europea) y que ha garantizado la estabilidad económica y reducido el desempleo".

Por su parte, la Unión de Cámaras de Comercio y Bolsas de Turquía (TOBB) enfatizó que el borrador constitucional debe ser la máxima prioridad del nuevo Parlamento y que el éxito del AKP ha sido coronado por su ascensión al poder, por tercera vez consecutiva.

Ömer Cahid Vardan, la Asociación de Industriales y Hombres de Negocios de Turquía (Müsiad), próxima al AKP, comentó que la victoria electoral de esta formación apunta hacia el apoyo de los votantes por la política gubernamental y las medidas tomadas hasta ahora.

Ramón Santaularia