Público
Público

Merck compra Schering paracrear la segunda farmacéutica

Ofrece 32.500 millones por su rival y despedirá a 16.000 empleados  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pese al lúgubre panorama económico mundial y por muy seco que esté el mercado de crédito, los movimientos de concentración en el negocio farmacéutico, uno de los pocos que tienen liquidez garantizada, continúan. Ayer, le tocó el turno a Merck, que anunció un acuerdo amistoso para comprar a su rival y vecina Schering-Plough (ambas tienen su sede en New Jersey, Estados Unidos) por 41.100 millones de dólares (32.500 millones de euros).

De prosperar la compra, Merck duplicará su cartera de medicamentos en fases finales de desarrollo, sobre todo para el tratamiento de dolencias del aparato circulatorio y enfermedades mentales, como la esquizofrenia.

Hace mes y medio, Pfizer anunció la adquisición de Wyeth

Cuando estén en el mercado, esos fármacos facturarán más de 4.700 millones al año. Además, Merck se garantizará el control absoluto de Zetia y Vytorin, dos fármacos para el colesterol capaces de hacer frente a Lipitor, el medicamento más vendido y rentable del mundo (lo fabrica Pfizer).

La compra supondrá la creación de un gigante con unas ventas estimadas de más de 33.000 millones de euros, lo que le colocaría en el séptimo lugar del ránking mundial del sector. En términos de capitalización bursátil, supondría la creación del segundo grupo farmacéutico del mundo, tras Pfizer (también estadounidense).

La oferta representa una prima del 34% respecto a la cotización de Schering-Ploughel pasado viernes. La opada se disparaba ayer en el tramo final de la sesión más de un 14%, mientras que Merck se dejaba cerca de un 8%. La compradora, cuya cotización ya estaba en horas bajas, cayó hasta mínimos de 1995.

En España, ambas empresas suman 2.100 empleados y tienen dos fábricas

El 44% de la oferta, considerada baja por los analistas, se pagará en efectivo y el resto, en acciones. Las compañías esperan cerrar el acuerdo en el último trimestre de este año.

Merck, que no prevé que las autoridades de la Competencia le impongan desinversiones, reducirá un 15% la plantilla del grupo resultante, lo que equivale a suprimir unos 16.000 empleos. Ambas empresas suman más de 106.000 trabajadores.

Presencia en España

En España, Merck, que opera bajo el nombre comercial de Merck Sharp & Dohme (MSD) tiene una fábrica en Alcalá de Henares y 1.300 empleados, mientras que la filial local de Schering-Plough emplea a 800 personas y tiene un centro de producción en San Agustín de Guadalix (Madrid).

La operación llega sólo mes y medio después de que Pfizer anunciara la adquisición de Wyeth por 55.200 millones de euros. Las cotizaciones de las compañías del sector no se han librado del batacazo general, lo que, unido a los problemas del sector para sintetizar nuevos fármacos (ver información adjunta), favorece las fusiones.