Público
Público

Merkel critica el desproporcionado uso de la fuerza por parte de Rusia y pide la retirada de las tropas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La canciller alemana, Angela Merkel, criticó hoy el "desproporcionado" uso de la fuerza por parte de Rusia en Georgia y abogó por la pronta retirada de las tropas rusas de ese país.

"Aún teniendo en cuenta la versión rusa de los acontecimientos, de todas formas (...) considero desproporcionada la reacción rusa", señaló Merkel en rueda de prensa conjunta con el presidente ruso, Dmitri Medvédev.

Merkel, que se reunió hoy con Medvédev en la residencia de verano del presidente ruso en el balneario de Sochi (mar Negro), también viajará a Tiflis el fin de semana para abordar el arreglo pacífico del conflicto con el líder georgiano, Mijaíl Saakashvili.

"El punto de partida debe ser la integridad territorial de Georgia", dijo y añadió que "no se pueden esperar 15 años para el arreglo del conflicto".

Además, recalcó que la presencia de las tropas rusas en territorio georgiano es "incorrecta" y recalcó que "por ello, es necesario cumplir urgentemente el plan de seis puntos (presentado esta semana por la Unión Europea (UE) y aceptado por Moscú y Tiflis) a fin de que las tropas rusas salgan de Georgia".

"Hay progresos evidentes. Confío en que todas las partes firmen este plan y yo, con satisfacción, he oído que, en opinión de la parte rusa, este plan es una buena base", añadió.

En cuanto al estatuto de las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur, Merkel señaló que el "formato" de las negociaciones debe respetar al pie de la letra el derecho internacional.

"Cada caso debe ser analizado por separado. No cada pueblo que desea salirse de una unión estatal es capaz de convertirse en un estado independiente. Si fuera así, en el mundo habría muchos problemas. El principal postulado debe ser la integridad territorial", insistió.

Merkel se mostró también partidaria de que se permita el acceso a Abjasia y Osetia de más observadores internacionales, entre ellos los de la Organización de Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

Por otra parte, la canciller alemana dijo que la guerra en Georgia no es motivo para revisar la postura de la OTAN en relación al ingreso de este país y también de Ucrania.

En la cumbre de la Alianza Atlántica en abril pasado en Bucarest "dijimos que Georgia y Ucrania serán miembros de la OTAN si así lo desean. Este postulado se mantiene inmutable", dijo.

Mientras, el presidente ruso señaló que la "seguridad en Osetia del Sur ha sido restablecida", pero que "las fuerzas de paz rusas seguirán siendo garantes" de la seguridad en toda la región del Cáucaso.

Medvédev señaló que "parece que el señor (presidente georgiano, Mijaíl) Saakashvili se cansó de la diplomacia y, simplemente, decidió pasar a cuchillo a los osetas que le molestaban para darles un escarmiento".

"Toda la responsabilidad de las acciones crueles e ilegales recae sobre el gobierno georgiano. Es necesario que la paz en la región sea restaurada y garantizada para que a nadie se le pasen por la cabeza ideas idiotas", aseveró.

Por su parte, el presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, anunció hoy que ha firmado el plan europeo de arreglo del conflicto bélico y exigió la retirada de las tropas rusas, que calificó de "ocupantes".

Saakashvili hizo estas declaraciones en una rueda de prensa conjunta con la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, que llego hoy a Tiflis en misión mediadora.

Medvédev manifestó asimismo que "Rusia no quisiera un empeoramiento de las relaciones con la UE y Estados Unidos, ya sea a corto o largo plazo".

"No queremos romper relaciones con nadie", ya que el empeoramiento de las relaciones internacionales "únicamente beneficiaría a las fuerzas más reaccionarias", apuntó.

En cualquier caso, insistió en que Moscú no "dejará sin respuesta" los ataques a sus ciudadanos y a sus tropas de paz, y "va a responder como ha respondido".

En cuanto al futuro estatus de Osetia del Sur y Abjasia, Medvédev insistió en que Rusia respaldará cualquier decisión al respecto por parte de esas dos repúblicas autoproclamadas independientes, pero que nunca han sido reconocidas por la comunidad internacional.

"Rusia aceptará cualquier decisión que refleje inequívocamente la voluntad de esos dos pueblos. Lamentablemente, después de lo ocurrido, difícilmente osetas y abjasos podrán vivir en un mismo estado con los georgianos", dijo.

Y añadió que "nadie reniega del principio de integridad territorial como uno de los principios fundamentales del derecho internacional. La cuestión es la situación concreta y el país concreto".