Público
Público

Merkel dice que no sería serio aventurar el fin de la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La canciller alemana, Angela Merkel, no quiere hacer pronósticos sobre el fin de la crisis pese a que las cifras económicas han mejorado en los últimos meses.

"No sería serio apostar por una fecha concreta", afirma la canciller en una entrevista que publica mañana el semanario alemán "Focus".

A juicio de Merkel, la economía alemana necesitará "con seguridad la mayor parte de la próxima legislatura" para recuperarse de las consecuencias de la recesión mundial.

Para la líder cristianodemócrata, que en septiembre aspira a su reelección como canciller, lo fundamental es "crear un entorno propicio para el crecimiento económico, pues el crecimiento es el que genera empleo".

Merkel no quiere augurar tampoco cuál será finalmente el impacto de la crisis sobre el mercado laboral.

"Hemos tocado fondo pero no sabemos cómo se desarrollarán países exportadores importantes y todavía no conocemos todas las consecuencias (de la crisis) sobre el mercado laboral", sostiene la canciller.

A su juicio, la gran coalición de gobierno con los socialdemócratas adoptó las medidas necesarias para afrontar la crisis, con programas de impulso que han ayudado a que ahora se haya experimentado un ligero crecimiento económico.

Según los datos de la Oficina Federal de Estadística, el Producto Interior Bruto (PIB) creció en el segundo trimestre un 0,3 por ciento, el primer incremento desde comienzos de 2008.

El actual socio de coalición pero rival en la carrera electoral de septiembre, el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), critica la falta de ambición de Merkel a la hora de combatir los efectos de la crisis sobre el mercado laboral.

En una entrevista con el dominical "Bild am Sonntag", el presidente del SPD, Franz Müntefering, afirma que a Merkel "le da igual" el problema del paro.

"La lucha contra el paro no ocupa el primer lugar de la lista de prioridades de Merkel. Por el contrario, ella difama el objetivo del pleno empleo y lo califica de deshonesto", dice Münterfering, en alusión al "Plan para Alemania" presentado por el candidato socialdemócrata, Frank-Walter Steienmeier.

El actual vicecanciller y ministro de Exteriores defiende en ese programa el objetivo de crear cuatro millones de empleos hasta el año 2020 y de alcanzar con ello el pleno empleo.

La propuesta cosechó un aluvión de críticas entre los restantes partidos, que la calificaron de "ilusoria".