Público
Público

Merkel dice que Opel no es una empresa relevante

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cuestión de las ayudas públicas a Opel se ha convertido en tema de campaña ante el maratón electoral que afronta Alemania este año, que incluye los comicios federales el 27 de septiembre. La canciller democristiana Angela Merkel rechazó la posibilidad de dar un trato preferente a Opel mediante la concesión de ayudas directas, que reclaman tanto los sindicatos como el propio jefe de General Motors Europa, Carl-Peter Foster.

Pero la respuesta de la canciller no iba a dirigida a Foster, sino a rebatir la opinión del líder de los socialdemócratas en la gran coalición, Franz Müntefering, quien consideró que hay que salvar a Opel por todos los medios porque es una empresa 'relevante para todo el sistema' empresa-rial del país.

En una reunión con su grupo parlamentario, Merkel desmontó su argumento diciendo que 'hay institutos financieros relevantes para el sistema. Pero no hay empresas importantes para el sistema', según informaron ayer diputados democristianos.

La canciller piensa que lo único que el Estado puede hacer por Opel es concederle los avales y créditos previstos en el paquete de ayudas del Gobierno, del que también se benefician otros fabricantes de automóviles. Fuentes gubernamentales ofrecerán hoy en Berlín 'detalles sobre la concesión de avales por parte del Gobierno Federal'.

En esta situación, los sindicatos europeos han apostado por segregar GM Europa de la matriz estadounidense, en una grave situación financiera, para tratar de garantizar su viabilidad.