Público
Público

Merkel "exculpa" a Obama tras el fracaso de la venta de Opel a Magna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La canciller alemana, Angela Merkel, ha "exculpado" al presidente estadounidense Barack Obama del fracaso de la venta de Opel el consorcio austríaco-canadiense Magna e insistido en que General Motors debe devolver al completo el crédito puente que en su momento recibió de Berlín.

"El presidente Obama me aclaró que no estuvo involucrado en esa decisión. Ahora esa decisión es definitiva y GM debe devolvernos el crédito puente y asumir de nuevo su responsabilidad financiera sobre Opel", afirma Merkel, en declaraciones hoy al diario "Frankfurter Allgemeine Zeitung".

La canciller responde así a la pregunta de si su malestar por la decisión de GM es extensivo a Obama y añade, además, que con el apoyo de Berlín a la operación "dimos una oportunidad de supervivencia a Opel", de lo que, afirma, el consorcio estadounidense es consciente.

El anuncio de GM del fracaso de la operación de venta a Magna sorprendió a Merkel en EEUU, donde había pronunciado un discurso ante el Congreso alabando la amistad germano-estadounidense, lo que supuso una doble bofetada para la canciller, quien viajó a Washington recién reelegida para el cargo.

El pasado jueves el gobierno alemán reanudó los contactos con GM, con la reunión mantenida en Berlín entre el ministro de Economía, Rainer Brüdeler, el nuevo director de la filial europea, Nick Reilly, y el vicepresidente de la compañía, John Smith.

El gobierno alemán otorgó a Opel un crédito puente de 1.500 millones para preservar la filial europea de GM de la quiebra de su matriz, de los que se han utilizado 700 millones.

Hasta ahora, el consorcio estadounidense ha devuelto 200 millones de euros y hasta el próximo 30 de noviembre debe pagar otros 400 millones de euros.

General Motors emplea a unas 45.500 personas en Europ y mantiene las conversaciones con los gobiernos europeos. Sostiene que su plan en Europa tendrá en cuenta, como la propuesta de Magna, establecer la mejor base para el éxito futuro de Opel/Vauxhall.

El productor automovilístico ha reconocido que para llevar a cabo el plan de reestructuración de la filial necesita ayuda financiera de los gobiernos europeos y de los empleados.

Los trabajadores de Opel, sin embargo, exigen a la matriz estadounidense "un plan industrial concreto de volumen, producto y ventas hasta 2014" como condición para participar en el plan de ahorro que necesita la empresa.