Público
Público

Merkel, Monti y Papadimos mantendrán hoy una conversación telefónica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La canciller alemana, Angela Merkel; el presidente del Gobierno de Italia, Mario Monti, y el primer ministro griego, Lucas Papadimos, mantendrán hoy una conversación telefónica, después de que la primera tuviera que cancelar el encuentro que tenía previsto en Roma con su homólogo italiano.

En un comunicado, el Gobierno italiano anunció además que Merkel y Monti estarán en contacto durante todo el fin de semana de cara a la reunión de ministros de Economía de la zona euro que se realizará el lunes para estudiar el segundo rescate a Grecia.

La canciller alemana aplazó su viaje previsto para hoy a Roma ante la crisis surgida en su país por las acusaciones de corrupción y tráfico de influencias contra el presidente de Alemania, Christian Wulff, que finalmente ha anunciado su dimisión.

El Gobierno italiano se limitó a explicar que la cancelación de la visita de Merkel a Roma fue "por motivos de política interna en Alemania".

El segundo rescate a Grecia era uno de los principales asuntos que iban a afrontar ambos en su reunión de hoy y por ello, según el comunicado, "por iniciativa del presidente Monti, se decidió que al final de la mañana se mantendrá una conversación telefónica con Merkel y Papadimos".

Según los medios de comunicación, Merkel había llamado a primeras horas de hoy a Monti para informarle de la imposibilidad de reunirse en Roma, así como para expresarle su deseo de viajar a Italia lo antes posible.

La canciller alemana también llamó por teléfono al jefe de Estado italiano, Giorgio Napolitano, con quien también estaba prevista una reunión, para comunicarle el aplazamiento de la visita, informó en un comunicado la presidencia de la República.

Monti se reunió con la canciller alemana en Berlín el pasado 11 de enero y desde entonces se esperaba que Merkel devolviese la visita al mandatario italiano.

Además, ambos tenían previsto reunirse con el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, el pasado 20 de enero en Roma para preparar las cumbres europeas posteriores, pero la cita quedó anulada por problemas de agenda del mandatario francés.