Público
Público

Merkel presenta a su candidato para la presidencia alemana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo el jueves que su coalición presentaría al primer ministro de Baja Sajonia, Christian Wulff, como su candidato a la presidencia después de que Horst Koehler sacudiera al país con su dimisión.

Wulff, de 50 años, es considerado un conservador moderado y sería improbable que propicie grandes cambios en la presidencia, un cargo en gran parte ceremonial.

Sin embargo Merkel, asediada por una repentina caída en la popularidad y una rotunda derrota en unas elecciones estatales el mes pasado, se sigue enfrentando a un desafío crucial en la elección de Wulff en una votación de una asamblea parlamentaria especial el 30 de junio.

Aunque es posible que su candidato sea aprobado por la asamblea, donde su coalición de centroderecha posee la mayoría, cualquier dificultad minaría gravemente su ya menguante autoridad.

"Estoy especialmente feliz de que (Wulff) esté preparado para asumir esta responsabilidad por nuestro país, en un momento en que nos enfrentamos a una crisis económica global y cuando el futuro de Europa está en juego", dijo Merkel en una rueda de prensa en Berlín.

"Pienso que podemos ofrecer a la asamblea parlamentaria un muy buen candidato que ciertamente tendrá mucha aprobación", agregó.

CANDIDATO RIVAL

Los partidos opositores Socialdemócrata y Verde dijeron el jueves que presentaban a un candidato rival para el cargo: Joachim Gauck, de 70 años, quien lideró la investigación sobre los archivos Stasi tras el colapso del comunismo.

El candidato de Merkel, Wulff, es un peso pesado en su partido Unión Demócrata Cristiana y un leal aliado.

El abogado lidera una coalición de conservadores y demócratas libres en Baja Sajonia, reflejando la formación del Gobierno nacional. Con la candidatura, Merkel podría querer enviar una señal de que la alianza sigue siendo una fuerza a tener en cuenta.

Koehler, ex director del Fondo Monetario Internacional, dimitió el lunes tras una ola de críticas por las declaraciones que hizo para justificar las acciones militares de Alemania en el exterior.

Su renuncia fue un golpe para Merkel, cuyo bloque conservador ha visto caer su apoyo en un 30 por ciento, el nivel más bajo en casi cuatro años, según un nuevo sondeo.

Su partida, acompañada con la salida de la política la semana pasada del primer ministro del estado de Hesse, Roland Koch, un importante aliado que deja un vacío en el campo conservador, ha dado la impresión de ratas abandonando un barco que se hunde, dijeron comentaristas.

Merkel declaró que intentó convencer a Koehler para que se quedara y algunos medios dijeron que incluso le advirtió que su renuncia podría desatar una crisis y sacudir la fe pública en las instituciones estatales.

Wulff es visto como un candidato de consenso y ha sido mencionado como un posible futuro canciller, pese a que se autodescartó en 2008 al decir que no era lo suficiente "macho alfa".