Público
Público

Merkel, bajo presión para enfrentarse a la crisis financiera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La canciller alemana, Angela Merkel, se enfrentó el sábado a una creciente presión para ampliar las medidas de estímulo para lidiar con la crisis financiera mundial, incluyendo llamamientos de sus propios compañeros conservadores para bajar los impuestos.

El Gobierno alemán ya ha lanzado un paquete de rescate bancario de 500.000 millones de euros y también un plan de estímulo económico, pero Merkel ha desestimado recortes de impuestos para 2009.

Merkel reconoció en una entrevista a un periódico que los efectos de la crisis financiera mundial sobre la mayor economía de Europa se sentirían claramente durante el año próximo.

"Tenemos que esperar que el próximo año, al menos en los primeros meses, sea un año de malas noticias", dijo Merkel a Welt am Sonntag.

Merkel dijo que el paquete estímulo acordado por su Gobierno este mes estaba destinado a hacer de puente para los ciudadanos y las compañías "para que las cosas pasen al alza nuevamente en 2010".

Pero el ministro de Economía de Merkel, Michael Glos, dijo que las medidas no eran suficientes.

"Pienso que tenemos que actuar más decididamente", dijo Glos a la revista semanal Der Spiegel. "Ayudaría a la situación económica si ahora bajamos los impuestos para las rentas pequeñas y medianas", añadió Glos, miembro de la Unión Social Cristiana, partido pariente de los Cristianodemócratas de Merkel (CDU).

El jefe del estado mayor de Merkel, Thomas de Maiziere, rechazó la idea de nuevas medidas de estímulo, y dijo al semanario Focus: "Otro impulso o programa de crecimiento es impensable en este momento."

El ministro de Finanzas, Peer Steinbrueck, un Social Demócrata de la gran coalición de Merkel, también dijo que la reducción de impuestos sería errónea.

El Gobierno, que prevé un crecimiento del Producto Interior Bruto de un 0,2 por ciento el próximo año, está tratando mantener un equilibrio entre las medidas para estimular el crecimiento y la responsabilidad presupuestaria.

Alemania cayó en recesión en el tercer trimestre, cuando su economía se contrajo un 0,5 por ciento, más de lo esperado.

Un informe interno del Ministerio de Economía citado por Der Spiegel el sábado se refería a "una recesión de la economía mundial de un alcance y escala no vista en décadas".

/Por Kerstin Gehmlich/