Público
Público

Merkel promete reconstruir la iglesia y la escuela del pueblo italiano de Onna

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La canciller alemana, Angela Merkel, que recorrió hoy junto al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, el pueblo de Onna, vecino a L'Aquila, dijo hoy a los lugareños "sed fuertes nos os abandonaremos" y se comprometió a reconstruir la iglesia y la escuela elemental.

Onna es el pueblo símbolo del terremoto del pasado 6 de abril que sacudió la región italiana de los Abruzos y donde murieron 41 personas de sus 250 habitantes.

Según Franco Papola, presidente del Comité de Ciudadanos que también acompañó a la canciller, Merkel se paró ante una lápida de italianos asesinados en la masacre nazi del 11 de junio de 1944 y preguntó después en qué casas de Onna se había perdido habitantes en el terremoto del pasado 6 de abril.

La canciller, que en un principio se había comprometido a reconstruir la iglesia del pueblo, anunció que Alemania levantará también la "casa Onna" donde estaba la sede de la escuela elemental.

Después se reunió con las madres y esposas de la localidad a quienes dijo: "Sed fuertes, debéis ayudar a vuestros maridos y al mismo tiempo ayudar en la reconstrucción" del pueblo.

"Nosotros no os abandonáremos, proseguiremos con la ayuda y nuestra protección civil seguirá trabajando para vosotros", añadió.

Antes de abandonar Onna, Merkel fue obsequiada por los habitantes del lugar con alubias blancas, un libro de pintura y un ramo de girasoles recogidos por los niños que viven en tiendas de campaña desde que el terremoto les dejó sin casa.

Por su parte, Silvio Berlusconi prometió que "Onna será completamente reconstruida".

Merkel asistirá hoy a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de los Ocho (G8) que se celebrará en L'Aquila hasta el próximo viernes.

La presidencia italiana del G8 ha convocado a este encuentro a los miembros del Grupo de los Cinco (G5, China, India, Brasil, México y Suráfrica) que junto con Egipto se unirán a las reuniones de la cumbre mañana.

El viernes concluirán los trabajos de la cumbre con una reunión sobre seguridad alimentaria en la que además de los de los miembros del G8 y del G5 participarán otros catorce países, entre ellos, España.