Público
Público

Merkel rechaza las acusaciones de que Alemania dicta el curso de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La canciller federal, Angela Merkel, ha rechazado las acusaciones de que Alemania dicta el curso de la Unión Europea como primera potencia económica del Viejo Continente con vista a la cumbre de jefes de estado y Gobierno que comienza hoy en Bruselas.

"Alemania no dicta nada a nadie", afirma Merkel tajante en declaraciones que publica hoy el rotativo "Bild" con motivo del debate sobre la introducción de los llamados Eurobonos, que Alemania rechaza.

La jefa del gobierno germano hace además un llamamiento a sus colegas a mostrar decisión y unidad a la hora de aprobar los nuevos mecanismos permanentes para el rescate de países de la zona del euro en apuros financieros y defiende vehementemente la moneda única.

"El euro no es cuestionado por alguno de nosotros. Los especuladores carecen de oportunidades", afirma Merkel, quien subraya que Alemania ha logrado superar la crisis porque sus ciudadanos no han tenido miedo y se han mostrado relajados.

Añade que "esa decisión y confianza es lo que seguimos necesitando. Creer en el euro y Europa, no dejarse confundir es ya la mitad de la solución".

Por su parte y en declaraciones al rotativo económico alemán Handelsblatt, el presidente del Eurogrupo y primer ministro de Luxemburgo, Jean Claude Juncker, acusa a sus colegas de "tener demasiado en cuenta sus agendas de política interior" a la hora de tomar decisiones en el seno de la UE.

Los acuerdos que se toman en el seno de la Unión Europea "han dado lugar a turbulencias en los mercados", advierte Juncker, quien considera insuficientes los encuentros de los ministros de Finanzas de la UE para coordinar la política económica de la zona del euro y exige la celebración, de ser necesario, de cumbres extraordinarias.

Finalmente, el primer ministro de Polonia, el liberal Donald Tusk, ha advertido contra crecientes divisiones en el seno de la Unión Europea.

"Observamos últimamente en la UE que el pensamiento común se debilita", declara Tusk en el rotativo alemán "Die Welt", en las que denuncia la creciente división entre los países de la zona del euro y aquellos que no pertenecen aun a la misma.

Eso recuerda "al desafortunado proyecto de la Europa de dos velocidades", comenta el primer ministro polaco, quien considera que se están produciendo declaraciones con tendencias excluyentes.