Público
Público

Merkel reclama a los Veintisiete avanzar hacia una política económica común

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La canciller alemana, Angela Merkel, reclamó hoy a los Veintisiete avanzar hacia una verdadera "política económica común" y volvió a dejar claro que la Unión hará "todo lo posible" para garantizar el futuro del euro.

"No es únicamente importante que tengamos presupuestos estables, finanzas estables, cuentas sólidas, sino que también es importante que desarrollemos, paso a paso, una política económica común", señaló Merkel a su llegada a la segunda jornada del Consejo Europeo que se celebra hoy en Bruselas.

La canciller alemana aseguró que los debates celebrados ayer por los jefes de Estado y de Gobierno "han mostrado que necesitamos más puntos comunes en nuestras políticas económicas".

"Vamos a tener que hablar en los próximos meses", anunció.

Según Merkel, lo más importante es que los líderes dijeron ayer claramente: "el euro es nuestra moneda y nuestro interés común es tener un euro fuerte y estable".

Los gobiernos de los Veintisiete acordaron ayer una reforma limitada del Tratado de Lisboa para poner en marcha un mecanismo permanente de rescate, con el que se podrá apoyar a los países en problemas financieros a partir de 2013.

"De aquí a marzo vamos a definir este mecanismo de crisis en sus detalles y, naturalmente, deberá ser suficiente", explicó hoy Merkel.

Por ahora, se desconoce la cantidad a la que podría ascender ese fondo anticrisis permanente, pero el primer ministro belga y presidente de turno de la UE, Yves Leterme, dejó entrever hoy que puede ser muy superior al fondo temporal actualmente en vigor y que vence en 2013.

"Es difícil señalar un montante exacto, pero para que se hagan una idea: Bélgica ha proporcionado 15.000 millones de euros para el fondo actual, mientras que para salvar a un único banco en 2008 hubo que poner sobre la mesa montantes de 80, 90 o hasta 100.000 millones de euros", explicó.

Leterme dejó claro que su país está preparado para ir "mucho más allá" de esos 15.000 millones cuando se defina el montante exacto.

Además, defendió que las decisiones sobre la activación del mecanismo necesiten la unanimidad de los Estados miembros, al considerar "absolutamente normal" que todos los países quieran tener una capacidad de veto cuando se está hablando de montantes tan elevados.

Para Leterme, la unanimidad no supone un obstáculo, como mostró la UE cuando necesitó rescatar a Grecia.