Público
Público

Merkel sospecha que EEUU ha espiado su teléfono móvil

El Gobierno alemán ha recibido información sobre una intervención del móvil de la canciller. Ya ha pedido explicaciones a Obama ante unos hechos "totalmente inaceptables" que la Casa Blanca ha negado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno alemán asegura que ha recibido informaciones según las cuales el servicio de vigilancia de Estados Unidos habría intervenido el teléfono móvil de la canciller Angela Merkel para espiarle, aseguró este martes el portavoz del Ejecutivo germano Steffen Seibert.

'Rápidamente hemos solicitado a nuestros socios estadounidenses una aclaración inmediata y completa', dijo este portavoz en un comunicado en el que añadía que la canciller ya ha dejado claro al presidente Obama que, de probarse la veracidad de estas informaciones, sería 'totalmente condenables y absolutamente inaceptables' y una 'grave violación de la confianza' entre ambos países.

Merkel dijo a Obama que dos países 'socios y amigos' como Alemania y Estados Unidos no deben permitir ese tipo de espionaje de las comunicaciones.

'Sería un grave abuso de confianza. Esas prácticas deben concluir de inmediato', añadió la canciller.

El semanario Der Spiegel había adelantado las sospechas de la Cancillería y que Berlín se toma 'muy en serio' los indicios que apuntan a que las conversaciones de Merkel fueron objeto del espionaje de EEUU.

Por ese motivo la canciller telefoneó este miércoles a Obama, le trasladó su protesta y le exigió que aclare las sospechas existentes.

Según informó a Der Spiegel una portavoz del Consejo Nacional de Seguridad de EEUU, Obama garantizó a la canciller que sus comunicaciones no son ni serán espiadas.

La portavoz no aclaró si eso supone que tampoco fueron espiadas en el pasado, según la revista.

Una inspección realizada por los servicios de información alemanes y la Agencia federal de seguridad ha llevado al Gobierno germano a considerar que la sospechas de espionaje son 'plausibles'.

Cuando saltó a los medios el escándalo del espionaje estadounidense por las informaciones filtradas por el exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) Edward Snowden, Berlín ya requirió aclaraciones a Washington.

Merkel, destacó su portavoz, recordó hoy a Obama sus peticiones de información todavía pendientes y le dijo que Alemania espera acordar con un país aliado como EEUU las bases del trabajo de los servicios de inteligencia.

El ministro alemán de la Cancillería, Ronald Pofalla, se reunió hoy con los responsables de la comisión parlamentaria de secretos oficiales para explicarles la situación y los pasos dados por el Ejecutivo.

De forma paralela, según informó el Gobierno de Merkel, se están manteniendo en Berlín reuniones de alto nivel con representantes de al Casa Blanca y de la Secretaría de Estado estadounidense con el fin de aclarar los hechos.