Público
Público

Merkel y Sarkozy intentan hoy acercar posturas

Los dos líderes europeos se reúnen para decidir sobre la reestructuración de la deuda helena

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los dos principales líderes europeos, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, se reúnen hoy por la mañana en Berlín para limar asperezas y preparar una agenda conjunta de cara a la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del 23 y 24 de junio en Bruselas. Aunque en los últimos meses los mandatarios se encontraron en varias citas internacionales, ésta será su primera bilateral en lo que va de año. La última vez que Merkel y Sarkozy se vieron las caras a solas fue hace ya siete meses; entre tanto, los dos pilares de la UE han alejado posturas y están más distanciados que nunca.

El encuentro tiene como objetivo primordial tomar una decisión acerca de la reestructuración de la deuda y el segundo rescate de Grecia, lo que definirá automáticamente el futuro de la UE. La nueva inyección de 120.000 millones de euros para evitar la declaración de quiebra a las arcas helenas es ya un hecho consolidado. Sin embargo, el debate se centra ahora en si declarar obligatoria la participación del sector privado, tal y como propone el ala dura alemana, o dejar que los bancos intervengan libremente, como apuestan el BCE, Francia e incluso la mayoría de los socios.

Hay gran expectación sobre el encuentro, que podría poner fin a la crisis al encontrar un equilibrio entre las dos posturas, sobre todo después de que fracasaran las negociaciones del pasado lunes en Bruselas. Mientras, las autoridades de la UE instan a que los titulares de Finanzas resuelvan la polémica lo antes posible. Pero desde los círculos del Gobierno alemán (presionado por la oposición y la ciudadanía, cansadas de tener que sufragar hasta una quinta parte de la crisis) se especula con que podrían retrasar la decisión final hasta septiembre. Es probable que ambos cierren la agenda con un doble apoyo a la candidatura de la ministra gala de Finanzas, Christine Lagarde, a la dirección del FMI.