Público
Público

Merkel y Sarkozy piden suspender fondos a los países con más déficit

Los sindicatos europeos critican duramente las medidas anunciadas por Alemania y Francia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, enviaron ayer una carta al presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, en la que le detallaban las medidas que ambos líderes pactaron durante su reunión del martes y con las que pretenden reforzar la gobernanza europea y proteger la moneda única. En la misiva, Merkel y Sarkozy introducen una novedad respecto a su discurso del martes: que se suspenda la concesión de fondos estructurales y de cohesión (concretamente, el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el Fondo Social Europeo) a los países que incumplan los objetivos de déficit. Para Merkel y Sarkozy, esos fondos deben ser utilizados 'para apoyar las reformas indispensables para mejorar el crecimiento económico y la competitividad en la zona del euro'.

Los países que no cumplan con la reducción del déficit podrán, pues, ser sancionados con la congelación de los fondos que les corresponden y deberán, además, aprobar un plan de reducción de la deuda con medidas y objetivos concretos. 'Esos cambios deberían integrarse en el nuevo reglamento de los fondos que serán propuestos para el próximo marco financiero plurianual', señalan en la carta.

Reino Unido cree que las propuestas 'van en la buena dirección'

La retirada de los fondos europeos es una propuesta que ha aparecido y desaparecido del debate europeo en varias ocasiones. Hace un año, la Comisión Europea sugirió congelar los fondos estructurales a los países con un déficit excesivo como forma de endurecer el Pacto de Estabilidad, que fija los objetivos económicos básicos de la zona euro.

Entonces, la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, rechazó esa fórmula y abogó por sanciones económicas en forma de multas para los países incumplidores, que es la fórmula en vigor hoy en día. El Consejo Europeo envía recomendaciones sobre cómo reducir el déficit y, en caso de que estas se ignoren o no se tomen medidas, Bruselas puede imponer sanciones que consisten en depósitos sin intereses a favor de la zona del euro.

En el caso de la última propuesta de Merkel y Sarkozy, el Ministerio de Economía espa-ñol prefiere no pronunciarse todavía, a la espera de conocer los detalles de la medida. En cualquier caso, el ministro de Fomento y portavoz del Gobierno, José Blanco, aseguró ayer que el Ejecutivo no se da por aludido. 'El objetivo del Gobierno es cumplir los objetivos de déficit. Por lo tanto, en ningún caso nos damos por aludidos', dijo Blanco.

Holanda e Irlanda quieren que la tasa Tobin' a la banca se aplique a toda la UE

Por otro lado, la propuesta de París y Berlín de establecer una tasa a las transacciones financieras es una de la que más reacciones ha generado. El Gobierno holandés se mostró ayer contrario a esta tasa si sólo se aplica en la zona del euro y no a nivel global, ya que podría ocasionar una 'enorme distorsión'. El ministro de Finanzas irlandés, Michael Noonan, se pronunció en la misma dirección e insistió en que este impuesto debería aplicarse a toda la UE. Reino Unido, sin embargo, cree que las propuestas de Merkel y Sarkozy 'van en la buena dirección', aunque se muestra cauto hasta conocer cómo se materializarán.

Las reacciones más duras proceden de los sindicatos, muy críticos con el derrotero que ha tomado la UE. Para la Confederación Europea de Sindicatos, las medidas enunciadas por Francia y Alemania 'envían las señales equivocadas'. Además, consideran que el rechazo a los eurobonos y a la ampliación del fondo de rescate abre la puerta a que la especulación continúe. El instituto económico alemán IFO ha calculado que Alemania afrontaría unos costes adicionales de 47.000 millones si se aprobaran los eurobonos por el aumento de los intereses de su deuda.

En España, tanto UGT como CCOO ven con buenos ojos la idea de fijar una tasa a las transacciones financieras, pero critican duramente el resto de propuestas. CCOO cree que las medidas 'olvidan lo más urgente': la crisis de las deudas soberanas y el riesgo de una nueva recesión. UGT subraya que las medidas de ajuste y recorte seguidas hasta ahora 'están demostrando su fracaso'.

Desde el Europarlamento, el líder del grupo socialista, el alemán Martin Schulz, criticó que Sarkozy y Merkel decidan 'por todos' y consideró sus propuestas 'totalmente inadecuadas', porque ofrecen 'demasiado poco, demasiado tarde'.

 

DISPLAY CONNECTORS, SL.