Público
Público

Merkel y Sarkozy urgen gravar las transacciones financieras

Abogan además por la creación de un "verdadero gobierno económico" europeo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, han abogado por instaurar cuanto antes una tasa a las transacciones financieras, algo que ven 'prioritario' si se quiere mejorar la competividad de la moneda única.

Ambos mandatarios han abogado además por la instauración de 'un verdadero gobierno económico' en la zona euro presidido por el responsable del Consejo Europeo, Herman Van Rumpuy, y formado por un consejo de jefes de Estado y de Gobierno que se reuniría al menos dos veces al año.

Los países del Eurogrupo tendrían además que, tal y como han comunicado, establecer un techo para la deuda antes del verano de 2012, fijando esa 'regla de oro' como una obligación en la Constitución.

Ambos países, que aplicarán a sus empresas un impuesto de sociedades común a partir de 2013 —como demostración de la 'convergencia franco alemana', según ha dicho Sarkozy—, no consideran que la solución para la situación económica europea pase por la creación de eurobonos. De hecho, la canciller alemana ha considerado que la implantación de estos bonos podría 'perjudicar a los países más estables'.

Sarkozy, que ha defendido la opinión de Merkel a este respecto, ha declarado que, en caso de crear eurobonos, sería 'al final de un proceso de integración europeo, no al principio'.

'El trabajo de desmontar la deuda es labioroso, pero hay que hacerlo'

Las medidas de ajuste que han aplicado España e Italia han sido vistas con buenos ojos por parte de los dos líderes europeos, que además se han comprometido a asumir su 'responsabilidad en esta situación compleja y difícil' y a 'caminar al mismo ritmo' para defender el crecimiento del euro, aunque ese trayecto sea un 'proceso progresivo y a largo plazo'.

Aunque han insistido en que hay que ser 'solidarios' con los países que 'atraviesan dificultades', la canciller alemana ha reiterado que cada país debe ser consecuente con lo que ha hecho. 'Cada cual debe comprometerse con sus propios esfuerzos', ha señalado Merkel, que ha puesto como ejemplo el caso de Italia, que la semana pasada aprobó un plan de ajuste de 45.000 millones de euros.

'El trabajo de desmontar la deuda es muy laborioso, pero hay que hacerlo, posponerlo es una ilusión'.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha considerado que la reunión del presidente francés y la canciller alemana supone un importante avance para la unión económica de la zona euro.

DISPLAY CONNECTORS, SL.