Público
Público

Merkel y Steinmeier hacen el último esfuerzo por captar votos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Sarah Marsh

La canciller alemana, Angela Merkel, y su rival Frank-Walter Steinmeier batallaban el sábado para convencer a un largo número de indecisos en el último día de campaña antes de las elecciones federales.

Merkel dijo en un mitin en Berlín, horas después de llegar en un vuelo nocturno de la cumbre del G-20 en Pittsburgh, que el partido conservador que dirige debe utilizar las últimas horas de campaña para convencer a un tercio de los votantes que según las encuestas aún no se han decidido.

"Todos los votos cuentan", dijo Merkel, de 55 años, la primera mujer que ha llegado a ser canciller de Alemania y el único máximo mandatario que ha crecido en la comunista Alemania del Este.

Se ha reforzado la seguridad de las elecciones tras la publicación esta semana de una serie de vídeos de Al Qaeda que amenazan con un "rudo despertar" para Alemania si los votantes respaldan a un Gobierno que apoye mantener las tropas en Afganistán, donde 4.200 alemanes están desplegados con las fuerzas de la OTAN.

La policía en la ciudad de Stuttgart dijo que el viernes habían detenido a un turco de 25 años que sospechan que colgó uno de los vídeos amenazantes en Internet.

El líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, advirtió a los países europeos de que retiraran sus tropas de Afganistán en una cinta de audio con subtítulos en inglés y alemán que subrayó la inquietud de la seguridad en vísperas de las elecciones.

STEINMEIER EN DRESDE

Merkel, cuyo partido, los democristianos del CDU y su equivalente en Baviera, la Unión Social Cristiana (CSU), ha compartido el poder con los socialdemócratas del SPD los últimos cuatro años en una controvertida gran coalición, espera formar ahora un gobierno de centro-derecha con el Partido Democrático Libre (FDP).

La potencial coalición se sitúa con entre seis y siete puntos de ventaja en las encuestas de opinión, pero se ha desvanecido el último mes.

Los conservadores de Merkel aún están entre 8 y 11 puntos por delante del SPD en las encuestas, lo que virtualmente le aseguraría un segundo mandato. Pero podría verse obligada de nuevo a una gran coalición con el SPD, lo que sentenciaría sus planes de llevar a cabo una reducción impositiva y extender la vida de las plantas nucleares de Alemania que podría hacer en asociación con el FDP.

La gran coalición ha sido alabada por gestionar la peor recesión de la posguerra en Alemania, que según Merkel hará que la mayor economía de Europa se contraiga un cinco por ciento este año. El país emergió de la recesión en el segundo trimestre, pero la recuperación aún es provisional.

Un segundo mandato consecutivo entre la izquierda y la derecha es considerado como menos estable y más propenso a las peleas internas, según los analistas.

Steinmeier, a quien los medios consideraron ganador del único debate televisado de la campaña con Merkel el 13 de septiembre, se ha visto alentado por la reducción de las distancias en las encuestas y ha declarado que la carrera continúa abierta.

El político ha advertido a los votantes de los peligros de elegir a un gobierno de centro-derecha que a su juicio antepondría los intereses empresariales por encima de los de los pobres.

"Aquellos que no quieren que este país se divida entre ganadores y perdedores deben ir y votar mañana", dijo Steinmeier el sábado en Dresde a unas 1.000 personas, cerca del río Elba.

"Aquellos que quieren evitar una coalición de centro-derecha deben levantarse del sofá e ir al centro de votación y votar por el SPD".

La última encuesta publicada el viernes igualó los apoyos combinados de los conservadores y del FDP con los del SPD, Verdes y ultraizquierdistas del partido Die Linke. No obstante, el SPD ha descartado una coalición con Die Linke.