Público
Público

La metformina es segura en pacientes con ovario poliquístico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anne Harding

La metformina es segura parael tratamiento del síndrome de ovario poliquístico (SOP), auncuando las mujeres tengan disfunción hepática leve.

A veces, a las pacientes con SOP se les indica una dosis demetformina para regularizar la menstruación, reducir losniveles de andrógeno y mejorar la tolerancia a la glucosa y laresistencia a la insulina.

Pero el fármaco también tiene riesgos, poco frecuentes,como la aparición de hepatitis idiosincrática en diabéticostipo 2, y se desconoce si daña el hígado en mujeres con SOP.

Por eso, el equipo del doctor Richard S. Legro, del ColegioEstatal de Medicina de Pennsylvania, en Hershey, realizó unanálisis retrospectivo de los resultados de un ensayorandomizado con 626 mujeres infértiles con SOP que queríanquedar embarazadas.

Las participantes utilizaron al azar metformina, citrato declomifeno o ambos durante seis meses o menos. Se excluyó a lasmujeres con un nivel de alanina aminotransferasa (ALT) dosveces más alto que el rango normal, según publica Journal ofClinical Endocrinology and Metabolism.

Los niveles promedio de nitrógeno ureico en sangredisminuyeron en todos los grupos entre el 14,7 y el 21,3 porciento. Lo mismo ocurrió con la creatinina (entre el 4,2 y el6,4 por ciento).

La bilirrubina total se redujo un 10 por ciento en losgrupos tratados con clomifeno y terapia combinada, comparadocon menos del 1 por ciento en el grupo tratado con metformina.

Los niveles de aspartato aminotransferasa (AST)disminuyeron más en los grupos tratados con clomifeno y terapiacombinada que con metformina.

Las mujeres en el tercio más alto de los valores detransaminasa y bilirrubina obtuvieron la mayor reducción deesos parámetros, sin importar el tratamiento utilizado.

"El tratamiento con metformina no altera la funciónhepática, que hasta habría mejorado en las pacientes conhiperactividad hepática al inicio del estudio", dijo Legro.

"Uno de los beneficios de la metformina es que se eliminapor el riñón, de modo que no interviene el hígado. En teoría,la función hepática no debería influir en la toma de decisión",añadió.

A partir de estos resultados, el equipo considera que esseguro controlar la función hepática y renal cada seis meses ocon intervalos más prolongados en pacientes con SOP tratadascon metformina. "Quizás, los más seguro es controlarlasanualmente", agregó Legro.

"Estamos tratando de establecer la ventana de control en laque podamos detectar cualquier alteración de manera segura.Creo que cuando más estiremos esa ventana, más propensos seránlos médicos a indicar el fármaco", agregó el autor.

"Difundimos este estudio para informar que la funciónhepática no empeora con su uso y que, en muchos casos, podríamejorar", finalizó.

FUENTE: Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism,online 10 de agosto del 2011