Público
Público

Método de la aviación podrían mejorar la seguridad de hospitales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Joene Hendry

La aviación y la medicinatienen la vida en sus manos: un nuevo estudio revela que lasmedidas de seguridad en la aviación pueden mejorar la seguridadde los pacientes en hospitales.

Cuando la medicina "mira al cielo" puede mejorar laseguridad de los pacientes en tierra, concluyó el doctor HarryC. Sax, de la Brown University en Providence, Rhode Island.

Las listas de control antes de un vuelo y el reporte deincidentes sin castigo minimizan significativamente losaccidentes aéreos, precisó el equipo de Sax en Archives ofSurgery.

Los autores evaluaron cómo el personal en 722 hospitalesuniversitarios y en 247 centros comunitarios implementaba yreaccionaba a ese tipo de medidas.

Los hospitales entrenaron a 857 profesionales con el curso"Lessons from the Cockpit" (Lecciones desde la Cabina delPiloto), que destaca el trabajo en equipo para mejorar laseguridad en la aviación y cómo eso sirvió también en otrasindustrias.

La encuesta inmediatamente después del entrenamiento revelóque el personal era más propenso a comprometerse con el aumentode la seguridad de los pacientes y a enfrentar adecuadamentesus errores y los de terceros (técnicos, enfermeros ymédicos).

A los dos meses, otra encuesta demostró que el personalmantenía esa idea en cuanto a la seguridad de los pacientes,indicó Sax a Reuters Health.

El equipo halló también que, en esos hospitales, el uso delistas de control prequirúrgicas pasó del 75 por ciento en el2003 al 100 por ciento en el 2007.

Además, el registro de errores creció en los hospitalescomunitarios que implementaron un sistema online de informe deincidentes y de errores, según el modelo del Sistema de Reportede Seguridad Aviaria, que no es punitivo.

Los auto-informes de errores e incidentes pasaron de 709 enel 2002 a 1.481 en el 2008.

El equipo está reuniendo información para determinar mejorqué aspectos del curso perduran más de un año y cuáles aumentanmás la seguridad de los pacientes.

FUENTE: Archives of Surgery, diciembre del 2009