Público
Público

Metrovacesa ofrece a la banca la mayoría del capital para salvarse

Los Sanahuja controlan el 80% de la inmobiliaria y negocian la refinanciación de su abultada deuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Metrovacesa, primera inmobiliaria española, puede acabar como Colonial: con el control de la firma en manos de la banca acreedora.

La empresa informó anoche a la CNMV de que ha propuesto a los once bancos y cajas con los que negocia la refinanciación de su deuda (principalmente 1.700 millones que le vencen este año) una fórmula para salvarse, que las entidades están “dispuestas a valorar”: la amortización “total o parcial” de deuda por un número de acciones “que podría superar eventualmente el 50% del capital”, es decir, la mayoría accionarial.

Los máximos accionistas de Metrovacesa son la familia Sanahuja (80%), que está dispuesta a aportar “ciertos activos inmobiliarios” como parte del pago a los bancos. Éstos podrían conceder a los Sanahuja “líneas adicionales de liquidez”, por tres años, cuando se espera que el sector inmobiliario remonte el vuelo.

A diferencia de Fadesa, Metrovacesa se dedica, sobre todo, a alquilar edificios, lo que entraña menos riesgo. Sus problemas tienen su origen en la crisis del ladrillo y en la costosa escisión del grupo en 2006 tras una guerra entre los Sanahuja y el otro accionista de control y entonces presidente, Joaquín Rivero. Además, en 2007 compró la sede del banco HSBC en Londres por 1.600 millones, el precio más alto pagado por un edificio en Reino Unido.