Público
Público

Metzelder, operado con éxito, podría volver a jugar en dos meses en el Real Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Chistoph Metzelder, jugador del Real Madrid, fue operado hoy en el hospital Ruber Internacional por los doctores Mariano de Prado y Pedro Luis Ripoll de una fascitis plantar que le ha mantenido alejado de los terrenos de juego los últimos meses.

El jugador ha sido intervenido de "una fascitis plantar con rotura miofascial, mediante cirugía percutánea", comentó a EFE Mariano de Prado.

"La intervención ha ido muy bien, sin ninguna complicación y ha durado 30 minutos, como estaba previsto", explicaron los médicos que utilizaron "anestesia locorregional con bloqueo a nivel del tobillo, por lo que el jugador ha estado consciente en todo momento", añadieron a EFE los doctores De Prado y Ripoll.

Los médicos nunca son amigos de dar plazos para la recuperación, pero si todo marcha con normalidad, en dos meses el jugador podría estar con sus compañeros. De hecho a partir de mañana comenzará la recuperación.

"Esta noche o mañana por la mañana el jugador será dado de alta e inmediatamente puede apoyar parcialmente el pie y comenzar con la rehabilitación. La cirugía percutánea del pie permite solucionar problemas con una incisión de 0,5 milímetros, lo que acorta notablemente el tiempo de recuperación posterior al ser menos agresiva", dijeron a EFE los médicos.

La decisión de operar a Metzelder la tomó el jefe de los servicios médicos del Real Madrid, Alfonso Del Corral, en vista de que el tratamiento conservador que se estaba llevando a cabo no conseguía grandes progresos.

Los doctores De Prado y Ripoll han intervenido con esta técnica a numerosos deportistas y uno de los últimos fue Xavi Alonso, que pasó por la mesa de operaciones a finales de diciembre por el mismo motivo. El resultado se puedo ver el pasado miércoles cuando jugó con la selección española en Málaga ante Francia.

"En la operación hemos elongado la fascia plantar del jugador para que tenga una cicatrización más fisiológica. Debido a la tensión esta fascia (tejido fibroso grueso que envuelve la planta del pie desde el calcáneo (talón) a la base de los dedos para mantener el arco plantar) se había roto y esa es una dificultad añadida", comentaron a EFE los médicos.