Público
Público

La mexicana Lydia Cacho y el italiano Roberto Saviano comparten el premio Olof Palme

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos periodistas y escritores, la mexicana Lydia Cacho y el italiano Roberto Saviano, fueron distinguidos hoy con el premio Olof Palme por su "incansable, abnegada y a menudo solitaria lucha por sus ideales y sus prójimos".

La Fundación para la Memoria de Olof Palme, que otorga el galardón, señaló en el fallo que ambos destacan por su "extraordinario gran valor", que pone en riesgo sus propias vidas.

"Nos recuerdan la necesidad de mirar también a los países que consideramos democracias, países donde especialmente las mujeres y los niños son explotados de la forma más dura, esclavizados y destruidos con ayuda de las redes criminales globales, que también amenazan la democracia como sistema", consta en el fallo.

Lydia Cacho (Ciudad de México, 1963) es una escritora, periodista, feminista y luchadora por los derechos humanos conocida por sus acusaciones de corrupción a la clase política mexicana.

Fundadora de la organización Centro integral de atención a las mujeres, ha recibido numerosos premios periodísticos, y entre sus libros destacan "Los demonios del Edén", "Memorias de una infamia" y "Esclavas del poder", estos dos últimos traducidos al sueco.

Roberto Saviano (Nápoles, 1979) saltó a la fama mundial en 2006 con su libro "Gomorra", en el que investigó los negocios de la Camorra y que le ha obligado a vivir desde entonces con protección por la amenaza de muerte de la mafia.

La Fundación para la Memoria de Olof Palme fue creada en 1986 por la familia del popular primer ministro, asesinado ese mismo año, y la dirección del Partido Socialdemócrata Sueco para promover el entendimiento entre las naciones y la seguridad internacional.

Entre los premiados con este galardón, instituido en 1987, figuran Amnistía Internacional, la dirigente palestina Hanan Ashraui, la opositora birmana Aung San Suu Kyi, Nobel de la Paz en 1991; y el ex secretario general de la ONU Kofi Annan.

El premio, que está dotado con 75.000 dólares (58.000 euros), será entregado este viernes en una ceremonia en el Parlamento sueco.