Público
Público

México abre mañana el Festival de San Sebastián a la espera de Julia Roberts

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cine mexicano será el encargado mañana, y por partida doble, de dar el pistoletazo de salida a la 58 edición del Festival internacional de cine de San Sebastián, tanto en la sección oficial como en la de "Horizontes latinos", mientras todo el mundo espera la llegada de Julia Roberts.

Dos películas diametralmente opuestas por su temática, su estilo y el bagaje de sus directores.

"Chicogrande", la primera película de la competición oficial que se verá mañana en San Sebastián, es el último trabajo del veterano Felipe Cazals, de 73 años, que recibió el Ariel honorífico en la edición de este año y que en 1976 consiguió el premio especial del Jurado de Berlín por "Canoa".

Concha de Plata en San Sebastián en 1985 por "Los motivos de la luz", Cazals trae en esta ocasión al festival donostiarra una historia que parte de un hecho real: la invasión del poblado de Columbus, en Nuevo México, por parte de Pancho Villa.

Muy diferente de la historia intimista que firma el actor Diego Luna en su debut como realizador de largometrajes.

"Abel", que abre mañana "Horizontes latinos", fue presentada en el pasado Festival de Cannes, donde recibió muy buenas críticas, en especial para su actor protagonista, el pequeño Christopher Ruiz-Esparza, de tan sólo nueve años y sobre quien recae todo el peso de la historia.

Dos películas que demostrarán la pujanza del cine mexicano en una edición del Festival de San Sebastián en la que Europa y Latinoamérica dominan una programación y en la que el gigante estadounidense tiene una presencia testimonial.

Un testimonio sin embargo de peso ya que, junto al nombre de John Sayles en la competición oficial, aparece el de una de las grandes estrellas de la actualidad, Julia Roberts.

La conocida como "novia de América" se dejará ver por San Sebastián con un doble objetivo. Por un lado, presentar su último trabajo, "Eat, pray, love" ("Comer, rezar, amar") acompañada por su compañero de reparto, el español Javier Bardem.

Y por otro, recibir el Premio Donostia, que recogerá el lunes 20, y que el Festival otorga cada año en reconocimiento de una carrera.

En este caso, el certamen dijo de Roberts que es alguien que "no necesita presentación" y la protagonista de "algunas de las películas de más éxito de los últimos veinte años".

La actriz, de 43 años, sucederá en el palmarés del Donostia a nombres como los de Ian McKellen, Meryl Streep, Antonio Banderas, Richard Gere, Woody Allen, Isabelle Huppert, Jessica Lange, Francis Ford Coppola, Francisco Rabal, Robert de Niro, Vanessa Redgrave, John Malkovich, Al Pacino, Catherine Deneuve, Robert Mitchum, Lauren Bacall, Bette Davis o Gregory Peck, el primer receptor del galardón en 1986.

Será sin duda uno de los momentos estelares de la 58 edición de San Sebastián, junto a la entrega del premio de la Federación Internacional de Críticos de Cine (Fipresci) a "El escritor", de Roman Polanski, que recogerá la actriz Olivia Williams en la ceremonia de inauguración.

Una gala que abrirá oficialmente una edición que ha apostado, en un año de crisis, por nombres menos conocidos pero sin rebajar la calidad de sus propuestas.

En la sección oficial, en competición por la Concha de Oro, se podrán ver los trabajos del chileno Raúl Ruiz, del británico Peter Mullan, del noruego Bent Hamer o del surcoreano Kim Jee-Woon.

Y en la sección dedicada al cine latinoamericano, tras "Abel", llegarán filmes como "La mirada invisible", del argentino Diego Lerman; "Nostalgia de la luz", del chileno Patricio Guzmán; "Octubre", de los hermanos peruanos Daniel y Diego Vera -ganadores del Premio del Jurado en "Un certain regard", en Cannes- o "Agua fría de mar", de la costarricense Paz Fábrega.

Dentro de "Perlas" de otros festivales, algunos de los filmes más aclamados este año, como "Poetry", del surcoreano Lee Changdong, que ganó el premio al mejor guión en Cannes, o "Bal", del turco Semith Kaplanoglu, el Oso de Oro de la última Berlinale.

La argentina "Carancho", de Pablo Trapero; "Buried", del español Rodrigo García, o "Happythankyoumoreplease", premio del público en Sundance (EEUU), son otras de las películas incluidas en "Perlas".

Pero no sólo de ficción vive el cine. Y en San Sebastián se podrán ver también algunas interesantes muestras de documentales o de cine de no ficción.

"Bicicleta, cullera, poma" (Bicicleta, cuchara, manzana), de Carles Bosch, que ha seguido durante dos años a Pasqual Maragall en su lucha contra el Alzheimer; el corto "Aral: el mar perdido", de Isabel Coixet, o las primeras proyecciones en España de "Autobiografía Lui Nicolae Ceausescu", de Andrei Ujica, y de "Boxing Gym", de Frederick Wiseman.

Una retrospectiva sobre el director Don Siegel, responsable del clásico "Dirty Harry" (1971), completa una programación en la que "cada espectador encontrará su película y cada película sus espectadores", según el director del Festival, Mikel Olaciregui.

Alicia García de Francisco