Público
Público

México clama "basta ya" contra la violencia del crimen organizado

Cientos de miles de personas protestaron en más de 70 ciudades de México contra la impunidad de los delincuentes durante las marchas "Iluminemos México"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 

Cientos de miles de personas clamaron en más de 70 ciudades de México un 'basta ya' contra la violencia del crimen organizado y la impunidad de los delincuentes durante las marchas 'Iluminemos México' encabezadas por todos los estamentos de la sociedad civil.

Los manifestantes, que en la capital mexicana recorrieron los casi cinco kilómetros del Paseo de la Reforma que separan el Monumento del Ángel del Zócalo capitalino, concluyeron su protesta con el encendido de velas y el himno de México.

Ni los organizadores ni la Policía Federal han dado las cifras de los asistentes a la manifestación de Ciudad de México, la más numerosa, aunque fuentes periodísticas calculan la participación en cientos de miles de ciudadanos que rebosaron la capacidad del Zócalo, estimada en unas 150.000 personas, pese a la pertinaz lluvia.

Vestidos de blanco, los participantes en las marchas, que transcurrieron de forma pacífica en todo el país, gritaron consignas de 'Basta ya de violencia'; 'Basta ya de secuestros', 'Basta ya de impunidad'; 'Queremos paz' o 'México, México'.

En las marchas contra la inseguridad, la delincuencia y el secuestro participaron familias completas y personas de todas las edades y condiciones sociales que exigían justicia y medidas para acabar con la ola de violencia que este año ha ocasionado la muerte de unas 3.000 personas, según cifras extraoficiales.

La marcha fue encabezada por los líderes de una decena de organizaciones civiles indignados por el aumento de la violencia, crímenes, secuestros, asesinatos y robos, muchos de los cuales son causados por las bandas de narcotraficantes que campan por el país.

El secuestro y asesinato del adolescente Fernando Martí, hijo del empresario Alejandro Martí, conmocionó este mes a México y fue el detonante para que la sociedad se uniera indignada para protestar contra la violencia.

Durante la marcha, Alejandro Martí, quien reclamó a las autoridades que 'si no pueden (con la violencia) renuncien', admitió la 'mala coyuntura' que atraviesa México pero se mostró convencido de que el país lo va a 'superar'.

'No queremos confrontaciones ni pleitos partidistas, queremos que todo mundo luche por un México mejor, eso es lo que la ciudadanía pide. Fuera la corrupción, fuera la impunidad', declaró.

El clamor público por el 'caso Martí' obligó, por primera vez, a que el presidente de México, Felipe Calderón, se reuniera el pasado 21 de agosto con los 31 gobernadores del país y con el jefe del Gobierno del Distrito Federal, así como con los poderes legislativo y judicial para suscribir un Acuerdo Nacional para la Seguridad con 75 medidas para luchar contra la violencia.

Los gobiernos de todos los niveles prometieron depurar a las corporaciones policiales y los órganos de justicia, crear penales de alta seguridad, mantener una vigilancia en el gasto destinado a la seguridad, además de promover la cultura de la legalidad con plazos definidos que van desde dos meses hasta unos tres años, entre otras medidas.

Los compromisos firmados comprometen a todos los órganos de gobiernos desde el Ejecutivo federal hasta los alcaldes, al poder judicial, al Congreso, a las empresas, a los medios de comunicación y los organizaciones civiles y religiosas.