Público
Público

Michael Jackson vuelve a ser afroamericano

Los negros acogen de nuevo al niño que quiso ser blanco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desde su muerte Michael Jackson ha recuperado color. El artista que hizo lo imposible por hacerse blanco, creando malestar y estupor en la comunidad afroamericana, ha vuelto a sus raíces, las de la Motown y las pelucas afro. En las últimas semanas, Jackson ha sido homenajeado por la BET (Black Etertainment Television), que le dedicó su ceremonia anual, y el pasado fin de semana, por el Essence Festival de Nueva Orleans, que también recordó al cantante fallecido.

Pero no siempre fue así. En un país que acaba de elegir a su primer presidente negro, la obvia inadecuación de Jackson con su aspecto y su herencia, provocaron durante muchos años gran malestar entre los suyos. Un malestar que ha quedado olvidado en el maremoto final del funeral.

'Hubo críticas en su momento en la industria musical negra porque sentían que Michael Jackson se había olvidado de sus raíces', comentaba al rotativo Los Angeles Times, Lee Bailey, responsable de Electronic Urban Report, una página web dedicada a las celebridades negras, 'y luego estaban sus hijos, obviamente no son suyos. Son blancos. Eso enfureció a un montón de gente'.

Los cambios paulatinos y luego drásticos en la apariencia del cantante 'fueron una decepción para muchos en la comunidad, provocó una mezcla de rencor y revulsión', aseguraba el analista Earl Ofari. 'Todos le recordaban como el pequeño Michael de los Jackson 5 y fueron viendo cómo alteró totalmente su imagen; ese no era el Michael con el que habían crecido'.

Uno de los mánagers de la estrella, Rob Weisner, contestaba asegurando que el cantante 'era más grande que el tema de la raza: la trascendía'. Thriller, recordaba, 'vendió 50 millones de álbumes y nadie ha sido capaz de hacer eso'. De hecho, la imagen indefinida del rey del pop le ayudó sin duda a vender discos.

Algunos fans han visto en las extrañas metamorfosis de Jackson, la lucha de muchas minorías por encajar en una sociedad mayoritariamente blanca. 'Yo soy de origen chino y vivo en Australia, y vivía con Michael su intento por traspasar las barreras raciales', decía Ann Hoang a las puertas del Staples Center de Los Ángeles.

'La belleza y el poder de Michael Jackson, especialmente en los primeros 30 años de su vida, vienen del hecho que era negro. Es importante subrayarlo dada su etapa 'post raza, post negro' y por la obsesión de ciertos afroamericanos por 'liberarse' de las ataduras de la negritud', escribía Ernest Hardy, el crítico musical de L.A. Weekly, al recordar que la familia Jackson creció en Gary (Indiana), el suburbio industrial de Chicago, una localidad que la acerería U.S. Steel creó a principios del siglo XX para albergar a sus trabajadores, en su inmensa mayoría proletarios afroamericanos.